Última Hora

Más de 300 conductores han sido detenidos con armas ilegales, con drogas o manejando en estado de ebriedad en los controles viales contra el COVID-19.

Miles de conductores han sido multados por infringir la restricción vehicular sanitaria.

Pero hay otros cientos que, además, de la sanción económica, fueron pasados al Ministerio Público.

Desde el 24 de marzo que entró a regir la restricción a la fecha, se contabilizan 189 personas detenidas o por conducir en estado de ebriedad o por exceder los límites de velocidad.

Asimismo, 39 fueron aprehendidos por resistencia a las autoridades.

Se registran 28 detenidos por drogas. 18 por portación de armas de fuego ilegales, y 9 por uso de documentos falsos; entre otros delitos.

En total, 337 personas detenidas en los controles viales para contener la propagación de la pandemia en Costa Rica.

Los tres cantones con más conductores arrestados son: Alajuela (22), Abangares (19) y Limón (18).