Última Hora

La palabra violación está socialmente ligada a las mujeres. A pesar de que efectivamente son más comunes los casos contra el género femenino, lo cierto es que los hombres también son víctimas de este tipo de agresión. 

En Costa Rica se atienden 12.500 denuncias por delitos sexuales cada año. Todas ellas tienen primordialmente como víctimas a las mujeres, niñas y niños. De hecho, según el Poder Judicial, de todos esos delitos, tres cuartas partes son en perjuicio de menores de edad. 

Las estadísticas del protocolo de las 72 horas por violación respaldan este argumento.

En el año 2019, se atendieron 506 denuncias, de esas, el 86.36% fueron mujeres y el 13.64% fueron hombres. Sin embargo, el 81% de las personas masculinas agredidas eran niños.

En el 2020 ocurrió algo similar: el 90% de los casos de activación del protocolo fueron mujeres y el 10% fueron hombres. De ese grupo de masculinos, el 76% correspondía a niños.

La tendencia continuó para el 2021, cuando en los primeros nueve meses del año el 80% de los protocolos fueron activados por mujeres y el 20% por hombres, pero de esos hombres el 90% eran menores de edad. 

Y esto tomando en cuenta que las violaciones que ingresan por este protocolo son una tercera parte del total. Es decir, una pincelada de la realidad.

Fuente: Poder Judicial.

Una de las circunstancias para que se active este protocolo es que en esas 72 horas exista un riesgo a la vida y a la salud, y, según las autoridades, esto se manifiesta cuando hay un intercambio de fluidos.

​En el caso de los hombres, para activar el protocolo es necesario que haya una penetración o indicios de saliva de por medio. 

A pesar de que el artículo 156 del Código Penal establezca como violación diferentes escenarios, como la introducción de objetos o dedos en alguna de las cavidades, en el caso de los hombres el protocolo es activado únicamente cuando haya una penetración o indicios de saliva de por medio.

Sociedad patriarcal

Jeannette Arias, jefa de la Secretaría Técnica de Género y Acceso a la Justicia del Poder Judicial, aseguró a Teletica.com que este fenómeno tiene una explicación sociológica ligada a cómo es vista la mujer desde una sociedad patriarcal.

El mundo objetiviza a la mujer de una manera sexual.

"Siempre, detrás de un delito sexual, llámese violación o cualquier otro, hay una relación de poder en cuanto al género. Tiene que ver con las condiciones biológicas que diferencian a los hombres y a las mujeres: la fuerza física, la forma del cuerpo, y la parte social que le da ciertos roles a las mujeres y hombres en un sistema patriarcal, que tiene como resultado este tipo de conductas", explicó la funcionaria.

Este comportamiento inicia desde la infancia. La UNICEF asegura que, de acuerdo a los informes a nivel mundial, las niñas son más abusadas sexualmente, y los niños más abusados físicamente. Incluso desde la infancia, las cifras sugieren que cada sociedad asigna un rol a cada género.

Arias también indicó que han determinado que a los hombres les cuesta más denunciar, aún más tomando en cuenta que la mayoría de los afectados son violados también por hombres. 

Datos muestran que el 77% de las personas imputadas por delitos sexuales son hombres, el 6% mujeres y el 17% corresponden a datos de género desconocidos.

Es decir, los hombres son los que más agreden sexualmente.

El fenómeno ocurre en Costa Rica y el mundo entero.

VIH: de las peores consecuencias

La mayoría de violaciones en hombres son de carácter anal. Esto representa un mayor riesgo de contraer VIH SIDA dentro de la población masculina.

La jefa de la Secretaría Técnica de Género y Acceso a la Justicia del Poder Judicial explicó que ocurre porque generalmente en esta zona hay ruptura de tejidos, sangrados y mayor intercambio de fluidos, provocando que la enfermedad ingrese directamente al torrente sanguíneo.

"Hay que tener mucha atención en la población trabajadora del sexo y en población penitenciaria, porque están en una situación especial de vulnerabilidad", dijo Arias. 

Por esta razón es que las autoridades insisten en aplicar el protocolo de las 72 horas, ya que para ese momento todavía se puede administrar la medicación adecuada para ayudar al cuerpo a reprimir estas consecuencias.

Ante la poca cantidad de casos es que todavía no se puede determinar un perfil para los hombres que son violados, por lo que este tema todavía continúa siendo una realidad silenciosa.

Spotify TeleticaRadio