Última Hora

El Tribunal Penal de San Ramón condenó a Miguel Martínez Martínez a 58 años de prisión, luego de ser encontrado culpable por los delitos de violación calificada, abuso sexual y difusión de pornografía en perjuicio de su hijastra menor de edad.

Sin embargo, el tribunal adecuó la pena a 42 años de cárcel, debido a que en Costa Rica la pena no puede superar los 50 años.

“La Fiscalía logró comprobar que el hombre aprovechaba momentos a solas con la niña, quien tenía entre ocho y nueve años de edad, para abusar sexualmente de ella y violarla. Además, se probó que Martínez le exhibía material pornográfico a la ofendida desde un celular”, señaló el Ministerio Público.

Fue hasta febrero de 2019 cuando la menor le contó a su mamá lo que pasaba y en ese momento interpusieron la denuncia, lo que llevó a la detención inmediata del ahora culpable.

Los hechos ocurrieron entre el año 2017 y 2018 en la comunidad de Piedades Sur en San Ramón de Alajuela, donde Martínez vivía con la víctima.

Ahora pasará seis meses en prisión preventiva mientras la sentencia queda en firme.