Última Hora

Casi dos semanas después de que los ladrones golpearon y asaltaron a los curas de la iglesia de Florencia de San Carlos, ahora el hampa arremetió contra otro templo en dicho cantón alajuelense. Este es el robo número 72 en lo que va del año contra una iglesia, ya sea católica o evangélica.

Esta vez la afectada fue la iglesia del Encanto de Pital y los ladrones no solo robaron equipo de audio y micrófonos, sino también dinero en efectivo. 

Cáculos iniciales estiman en ¢3 millones las pérdidas provocadas por este robo, que ocurrió esta madrugada. Afortunadamente nadie resultó herido.

El pasado 18 de este mes, los hampones robaron dinero de colectas, computadoras y celulares de la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Florencia.

Allí golpearon y amordazaron a los sacerdotes Víctor Julio, Olger y Mario. Pese a los golpes y lesiones, los curas estaban estables.

Datos oficiales indican que cada mes unas nueve iglesias son víctimas de los amigos de lo ajeno.