Última Hora

Los gavilanes y estafadores de licencias falsas que rondan por las instalaciones de Educación Vial en Paso Ancho y del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) en la Uruca, San José, han conseguido más de 25 millones de colones durante la pandemia.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), los delincuentes han hecho de estos sitios su lugar de trabajo y, con el auge del COVID-19, hubo un aumento en las personas que solicitaron una licencia para hacer trabajos informales.

Estos delincuentes están divididos en dos grupos de trabajo: unos ofrecen licencias que terminan siendo falsas, pero que están hechas con un material similar al de las originales. El otro grupo consiste en quienes prometen trámites rápidos y fáciles para aprobar el curso teórico y práctico de manejo, aunque el papeleo que luego les entregan para comprobarlo sea falso.

El modus operandi de los gavilanes

“Los gavilanes lo que hacen es ingresar a redes sociales con anuncios llamativos donde ofrecen hacerles el trámite por un monto que va hasta los 800 mil colones, las personas que durante meses han intentado aprobar el curso teórico o práctico y no lo logran buscan a estas personas. Hay otros que no quieren pasar por los filtros que pide el gobierno y se vuelven accesibles para los delincuentes”, dijo José Manuel Zúñiga del OIJ.

Luego de que las personas son conectadas por redes sociales, los citan en los alrededores de las instalaciones de Educación Vial o Cosevi, los abordan con insignias y camisas de la institución y les solicitan el dinero. En ocasiones, les piden el teléfono celular y desaparecen sin dejar rastro alguno.

“Las personas continúan creyendo en las promesas de los gavilanes y estafadores a tal punto de que creen que con pagar por la licencia todo está legal, pero es falsa porque nunca ingresan a la base de datos del Cosevi. Con esto cometen el delito de uso de identificación falsa y, a la vez, pierden sus dineros”, señaló el agente judicial.

Muchas veces estos delincuentes asaltan a las personas y hasta amenazan a los usuarios.

Cuando el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) informa que hay cursos disponibles a través de su sitio web, es cuando se da un mayor incremento de este tipo de estafas y ofrecimientos ilegales.

Durante la pandemia, el OIJ ha recibido más de 100 denuncias donde en el 67% de los casos el usuario brindó su teléfono celular. A estas denuncias deben sumarse muchas más, ya que algunas personas no denuncian estos casos porque saben que lo que hacían era ilícito.

Youtube Teletica