Última Hora

La Fuerza Pública comenzó a liberar la vía que manifestantes mantienen bloqueada en Barranca de Puntarenas.

Los antimotines abrieron el paso para así lograr que los camiones cisternas logren llevar el combustible a las gasolineras que ya tienen desabastecimiento.

Aunque algunos huelguistas colaboraron con las autoridades con otros fue necesario el uso de la fuerza para mantener el orden social.

La principal preocupación de las autoridades es dejar pasar los camiones que transportan el combustible y decenas de personas que tienen horas en sus vehículos.

Algunos manifestantes colaboraron para auxiliar oficiales que tuvieron problemas de salud.

Las personas siguieron protestando contra el plan fiscal, pero esta vez a la orilla de la carretera.