Última Hora

La Fiscalía de Costa Rica rastrea las propiedades y bienes, en la zona sur de nuestro país, de un tico detenido en Panamá requerido por la DEA y también los que están a nombre de su esposa.

El hombre es vecino de La Cuesta en Corredores, zona fronteriza con Panamá, está identificado como Juan Carlos Arias Leiva.

Él es requerido por los Estados Unidos y fue detenido por Interpol en Paso Canoas, pero en territorio panameño debido a que pesaba sobre él una alerta roja.

Según constató Telenoticias en el registro público, tiene a su nombre un terreno de 519 metros cuadrado en Laurel de Corredores, valorado en 10 millones de colones.

Es miembro de una sociedad anónima donde están registrados dos vehículos Hyundai Starex modelos 2013 y 2012 valorados, ambos, en poco más de 17 millones de colones.

La esposa de este sospechoso de narcotráfico de apellido Salazar, también forma parte de dicha sociedad, pero tiene a su nombre dos vehículos.

Un Hyundai Santa Fe modelo 2016 valorado en 15 millones de colones y un Hyundai Tucson 2016 valorado en 11 millones de colones, ambos adquiridos mediante una financiera.

También registra a su nombre un Hyundai Veloster 2014 valorado en poco menos de 8 millones de colones, también adquirido por medio de una financiera.

Según la Caja Costarricenses de Seguro Social, reporta un promedio salarial de los últimos tres meses cercanos a los 570 mil colones.

Juan Carlos Arias Leiva, quien será extraditado a los Estados Unidos, había sido condenado en el 2006 por el tribunal de juicio de Alajuela junto a otros cinco personas.

A este grupo lo desarticuló la policía judicial en el 2004 en El Infiernillo de Alajuela, pues se dedicaban a la venta de droga a domicilio.