Última Hora

El juicio que se lleva a cabo en los Tribunales de Limón contra Dinier Estrada Jiménez, alias “Ojos bellos”, y su banda podría no concluir y en los próximos días cuatro de sus miembros quedarían en libertad, ya que se les vence el tiempo máximo que dicta la ley para la prisión preventiva. ​

A la organización que lidera “Ojos bellos” se le juzga por los hechos ocurridos el 2 de octubre del 2016, cuando se presentaron a playa Cieneguita, Limón, con la finalidad de darle muerte a un miembro de otra banda, disparando con fusiles de asalto AK47.

Ese día los sospechosos dispararon contra la gente, asesinando a cinco personas e hiriendo de gravedad a seis más.

Según informa la Fiscalía de la zona, el debate ha sufrido retrasos que provocarían que cuatro sospechosos, identificados como Elías Ventura Estrada, Jeffrey Ugalde Odio, Jeison Estrada Rivera y Ruddy Barrio Estrada, queden en libertad sin medidas cautelares a partir del próximo martes 21 de julio. 

Son acusados de cometer cinco delitos de homicidio calificado, seis de tentativa de homicidio calificado y asociación ilícita.

Estos sujetos ya cumplieron el plazo máximo de prisión preventiva de hasta dos años, según lo señalan los artículos 257 y 258 del Código Procesal Penal.

"Parte de las preocupaciones que hemos tenido como Ministerio Público en este juicio es en relación con la medida cautelar, propiamente con la prisión preventiva, y es porque hemos agotado los períodos máximos que prevé la Ley para resolver la situación jurídica de los imputados", explicó Manuel Jiménez Steller, fiscal adjunto de Limón.

La Fiscalía le solicitó al Tribunal Penal de la zona terminar antes de este periodo el juicio; sin embargo, no ha sido posible ya que ha tenido varios inconvenientes.

El último ocurrió este martes: el debate debía continuar, pero no fue posible ya que dos de los imputados, los cuales tienen COVID-19, se negaron a salir de sus celdas.

El Tribunal aceptó que no se presentaran y además informó acerca de la imposibilidad de continuar la audiencia en la tarde por tener programado otro juicio.

De no terminar en el tiempo estipulado, el juicio debería iniciarse desde cero.

"El único interés de la Fiscalía es evitar que las madres que han tenido que venir a relatarle al tribunal la forma en que perdieron sus hijos, en un acto tan atroz, en una playa pública de Limón, tengan que repetir esa historia ante otro tribunal. Lo que queremos es terminar este juicio, que todas esas víctimas que han participado del proceso y que han venido activamente a relatarle al tribunal lo que han sufrido, puedan alcanzar justicia", añadió el Fiscal.

El Ministerio Público ha intentado llevar a cabo el debate y hasta hizo la solicitud del protocolo de medidas sanitarias ante el Ministerio de Salud, el cual señaló que se puede desarrollar de forma virtual en las celdas del Poder Judicial bajo estrictas disposiciones, pero al día de hoy esto no ha sido posible.  

Alias “Ojos bellos” sería el único imputado que continuaría en prisión preventiva pues descuenta una condena por otros hechos.

Otro de los acusados, el expolicía Iván Vallejos Hernández, enfrenta el proceso sin medidas cautelares por los delitos de favorecimiento y asociación ilícita.