Última Hora

La Policía Penitenciaria detuvo a una adulta mayor que pretendía ingresar al CAI de San Sebastián con aparente picadura de marihuana oculta dentro de una repostería la tarde de este viernes.

A la anciana de 65 años se le decomisó 11.80 gramos, valorados en el mercado en 130 mil colones, según las autoridades.

Lo más lamentable para la policía, es que en estos casos criminales se aprovechan de personas vulnerables para cometer este tipo de ilícitos.

“Lo lamentable de este hecho es que estos delincuentes que no conocen reglas ni de moral ni de ninguna especie, se aprovechen de personas tan vulnerables como pueden ser adultos mayores, y en muchos casos hasta niños, para lograr llevar a cabo su cometido”, mencionó Pablo Bertozzi, director de la Policía Penitenciaria.

La droga iba dirigida a dos privados de libertad del B1 y alcanzaba para aproximadamente 10 dosis.

Ninguno de los hombres tenía relación de parentesco con la mujer.

Versiones preliminares de la policía indican que unos sujetos le habrían pagado 4.000 colones a la anciana “por hacer el favor”. Ella vende empanadas en la calle.

La mujer quedó a la orden de la fiscalía para que se dicten los trámites pertinentes respecto a su situación jurídica.