Última Hora

La ruta 35 que está en construcción desde hace varios años, que aún no se termina y que une a Naranjo con Florencia de San Carlos, está siendo desmantelada, se convirtió en los últimos meses en pista de carreras y fiestas clandestinas con licor de por medio.

Así lo denuncia la Asociación Pro Carretera integrada por sancarleños con el afán de impulsar la construcción de la vía.

“Hay un tramo en Sifón de San Ramón donde hay rectas que desde hace varios meses la usan para hacer carreras de carros y motos, también hay licor y lo que se vive ahí es una eterna fiesta. Nos urge que el presidente Carlos Alvarado le de prioridad no con promesas, sino con acciones”, dijo Patricia Romero, presidenta de la Asociación.

Romero, además afirma que los vecinos les envían fotos y videos donde se ve que la están desmantelando lo que le generará un alto costo al país para poder terminarla.


De la carretera, al parecer, se han robado platinas, vigas, todo tipo de hierro y hasta partes de puentes debido a que la ruta está totalmente abandonada y no cuenta con seguridad.

“El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) no es tan eficiente para nosotros desde hace muchos años, ellos se encargan de la parte administrativa, así como de la conservación y seguridad de la carretea. Don Mario Rodríguez (presidente Ejecutivo del Conavi) nos dijo en febrero pasado que no hay presupuesto y que era mejor atender carreteras que estaban terminadas”, comentó Romero.

Según denuncia la Asociación, la administración de Carlos Alvarado y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) detuvo la obra y la explicación que les dieron, hace tres años, fue que el contrato con la empresa constructora Sánchez Carvajal se daba por terminada y que iban a hacer una planificación, así como ordenamiento en la vía porque, al parecer, había un desorden y la Contraloría no les iba a dar más plata para la carretera.

“En los últimos años se ordenó y planificó el proyecto con un plan de trabajo que indica que podemos tener la obra concluida a cuatro carriles en el 2025. Pero no podemos permitir que mientras inician los procesos constructivos de nuevo, el 60% ya completado se deteriore”, comentó Romero.

Para el Presidente Ejecutivo del Conavi, la situación de pandemia obligó al Ministerio de Hacienda a drenar todos los recursos de todas las instituciones, el año pasado, para poder resolver problemas en el orden de urgencias para el campo de la salud.

“Para este año los recursos ya no están y estamos tratando de recuperarlos porque había un compromiso, en la medida de lo posible, que iban a ser restituidos. Los temas presupuestarios no se resuelven de un día para otro y esto provoca un atraso para la conservación de la vía”, señaló Mario Rodríguez.


Rodríguez, cree que para el segundo semestre del año se tendrán una normalización de la conservación de la zona y mientras esto se da el cuidado y protección de la carretera será básica.

Además, espera que el ministro Rodolfo Méndez Mata coordine con el presidente Alvarado la asignación de los recursos para que la Ruta 35 deje de ser afectada por vandalismo y deterioro.

Youtube Teletica