Última Hora

Desde que entró a regir la restricción vial sanitaria y se ordenó el cierre temprano de locales no solo desaparecieron las presas, sino que hubo una incidencia directa en la delincuencia.

La imposibilidad de transitar a altas horas de la noche y una mayor presencia de policías en las calles, redujeron en el término de un mes, el porcentaje de hechos delictivos.

Según el ministro de Seguridad, Michael Soto, la baja que registran a hoy es de un 25%.

El jerarca agrega que los delitos más comunes como robos y asaltos son los que más han bajado, al igual que el robo a viviendas.

Parte de la estrategia de la policía es realizar patrullajes durante las noches y las madrugadas en sitios en donde se sabe que se movilizan estos grupos criminales y delincuentes.