Última Hora

Un tribunal de Pérez Zeledón condenó a un año de prisión al dueño de un criadero de truchas por usurpar aguas de un río que nace en el cerro de La Muerte.

La sentencia fue para el empresario José Miguel Víquez Mora a quien la Fiscalía acusó de usurpar el río Buena Vista.

Este viernes Víquez Mora fue declarado autor responsable de un delito de usurpación de bienes de dominio público y usurpación de aguas y por tal motivo le impusieron un año de prisión.

Además, lo absolvieron de un delito de contaminación de aguas.

El tribunal también dio con lugar una acción civil resarcitoria a favor del Estado y en contra de Víquez Mora, así como la sociedad Truchas Reales de Costa Rica.

Por la usurpación de aguas deberá pagar 5.200.000 colones y 3 millones más por daño social.

El empresario ya tiene una condena de un año por tomar más agua de la permitida del río Savegre para su negocio de comercialización y exportación de truchas.

Por el caso del río Buena Vista, la Fiscalía pretendía que le impusieran 9 años de prisión.