Última Hora

Las autoridades de los Estados Unidos confirmaron que un error humano causó el accidente aéreo que acabó con la vida de 12 personas hace 2 años.

Así lo aseguró el comunicado de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos. Esa dependencia se involucró en la investigación al haber estadounidenses en el accidente y por ser la aeronave de fabricación norteamericana.

Del informe se extrae que por la dirección en la que despegó la aeronave, esta debía girar a la derecha en su ascenso, pero el piloto realizó el giro a la izquierda lo que lo llevó a enfrentar condiciones que provocaron el accidente.

La revisión de la aeronave descartó cualquier falla mecánica como causa del siniestro por lo que el análisis se enfocó en el piloto y la copiloto.

Los registros del piloto dejan al descubierto su experiencia en el tipo de nave que volaba, pero no cumplió con el entrenamiento necesario.

La copiloto, por su parte, pese a estar calificada, contaba con poca experiencia según la NTSB.

El reporte además señala la falta de información para analizar la situación psicológica del piloto al momento del accidente, así como información meteorológica.

Incluso se hace la observación de la ausencia en la pista de elementos como las mangas de viento que ayudan a los pilotos a verificar la dirección del mismo para tomar decisiones.

La aeronave al despegar y realizar el giro equivocado encontró condiciones de terreno adversas que obligaron a una maniobra que excedió la capacidad de ascenso de la aeronave, lo que provocó que los pilotos no lograran mantener una velocidad adecuada y excedieron el ángulo crítico de ataque del avión, lo que resultó en una pérdida de altura que se tradujo en el impacto contra el terreno.

Aquella tragedia ocurrida el 31 de diciembre del 2017 acabó con la vida de 10 norteamericanos y 2 costarricenses.

Cinco eran miembros de la familia Steinberg, cuatro de la familia Weiss, Amanda Rae Geissler, Juan Retana (piloto) y Emma Ramos (copilota).

La nave accidentada era una Cessna Grand Caravan operada por la extinta Nature Air.

En aquel momento el vuelo debía cubrir la ruta entre la pista de Punta Islita y el Juan Santamaría.

Por medio de la oficina de prensa del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, Álvaro Vargas, director general de Aviación Civil afirma que revisarán y analizarán el informe para luego referirse al respecto.