Última Hora

Esfuerzos de la Policía Penitenciaria, en coordinación con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) han permitido localizar y decomisar 355 celulares dentro de las cárceles del país.

“Nuestro propósito es prevenir que el uso ilegal de estos dispositivos cause afectación hacia lo externo. Desde el 2018 hemos comenzado a incorporar tecnología como escáners y videovigilancia, herramientas que se suman a nuestra experiencia profesional”, indicó Nils Ching, subdirector de la Policía Penitenciaria.

Mientras en enero de este año se lograron incautar 225 aparatos, en febrero la cifra llegó a 130.

Datos brindados por Justicia y Paz señalan un aumento en el número de casos.

Mientras en el 2019 se decomisaron 3.145 dispositivos, en el 2018 la cantidad fue de 2.946.

El jerarca también destacó la labor de la unidad canina para encontrar los celulares en las celdas.