Última Hora

El padre Mauricio Víquez sería extraditado de México a Costa Rica el próximo mes de marzo, según comentó el abogado defensor de las víctimas, Rodolfo Alvarado, a Teletica.com.

“Él tiene derecho a apelar porque es el último recurso que tiene, pero por la información que tengo y lo que conozco no duraría tres meses más en México porque su apelación no procedería, esto no puede prosperar y deberían rechazarlo en 15 días. En marzo llegaría al país”, dijo Alvarado.  

Víquez está detenido en México desde el 18 de agosto de 2019, luego de ser capturado en una zona cercana a la frontera con Estados Unidos, en Nuevo León, ya que se encontraba en fuga desde inicios de ese año como sospechoso de varios delitos de abuso sexual.

“La Fiscalía Adjunta de Género tramita un expediente en contra del señor Víquez, el cual acumula cuatro denuncias por delitos sexuales. El caso corresponde al expediente 18-000854-0994-PE”, señaló el Ministerio Público.

Medios de comunicación mexicanos informaron este miércoles que un juez federal de México rechazó otorgarle un amparo para evitar su extradición al país.

“Es una excelente noticia que después de tantísimo tiempo esto se resuelva. Las autoridades mexicanas han tenido al padre allí en su territorio, observando una serie de procedimientos para atrasar su llegada al país por las acusaciones graves contra él”.

“El padre, en apariencia, llegaría a Costa Rica a mediados o a finales de marzo para hacerle frente a sus responsabilidades por los delitos de abusos en contra de mis representados”, comentó Alvarado.

Según el abogado defensor de las víctimas, una vez que llegue al país será recibido por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y el Ministerio Público para ser indagado por las denuncias en su contra.

“Por carácter legal de estrategia se va a abstener de declarar y ahí, sin duda alguna, por la alta peligrosidad de los delitos, posible fuga y entorpecimiento a la investigación, se le dictaría prisión preventiva en su contra mientras se investiga antes del juicio final, luego presentaremos la querella correspondiente”, añadió Alvarado.

“La oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales del Ministerio Público continúa a la espera de recibir alguna información relacionada con la solicitud de extradición del señor Víquez”, indicó la Fiscalía.

Teletica.com también conversó con Rafael Rodríguez, abogado defensor de Víquez, quien señaló que no ha conversado con el sacerdote.

“Tengo que comunicarme con el abogado que lleva este asunto en México ya que se dictó una decisión por parte del juez donde rechazó, en primera instancia, la gestión del amparo que se presentó. Esta resolución se puede impugnar, pero eso lo analizará la defensa de él allá”, dijo Rodríguez.

Para el abogado, primero tiene que quedar clara la razón de los casos por los que se da esa extradición.

“En caso de que se de una apelación puede ser resuelta en 15 o tres meses, pero la pandemia ha generado atrasos para este tipo de situaciones en México. Probablemente se van a agotar los medios para impugnarlo”, agregó el defensor.

Este mismo miércoles conversará con los abogados en México para conocer la situación real de los hechos.