Última Hora

Sucesos

A punta de golpes exgobernador venezolano habría intentado esclarecer robo de ganado

Según el recuento del OIJ los ahora detenidos había reportado el robo de cinco cabezas de ganado el 14 de abril de este año, mismas que fueron recuperadas el 22 del mismo mes

Teletica.com Redacción 24/7/2019 06:22

Este miércoles agentes Sección de Delitos Varios del OIJ, en conjunto con la Fiscalía, detuvieron a cinco sujetos como sospechosos de torturar a peones para saber quién cometió un robo de ganado. Entre el grupo se encuentra Eduardo Manuitt Carpio, exgobernador del estado de Guárico en Venezuela.

Además de este sujeto de 63 años las autoridades procedieron detener a dos venezolanos más, Carlos Manuitt Morao –hijo de Eduardo y de 25 años– y Alberto Martínez Camero de 38 años.

Además, los ticos Juan Aguilar Aguirre (36 años) y José Francisco Villalobos Montero (22 años), también fueron puestos a las órdenes de La Fiscalía Adjunta del II Circuito Judicial de San José, tras los allanamientos que se llevaron a cabo en horas de la mañana.

Según el recuento del OIJ los ahora detenidos había reportado el robo de cinco cabezas de ganado el 14 de abril de este año, mismas que fueron recuperadas el 22 del mismo mes.

Por su parte la Fiscalía indica que el 214 de abril el grupo abordó a un ofendido en Coronado el mismo 14 y fue retenido y sufrió el robo de sus pertenencias. En la misma fecha, en horas de la noche amenazaron con arma de fuego a una persona más en su propia finca.

La investigación indica que al día siguiente ingresaron a una vivienda en Las Nubes, abordaron dos personas a las cuales golpearon y trasladaron a la “Finca Iraní”, propiedad de los Manuitt.

“En el sitio, al parecer, los sospechosos continuaron golpeando e interrogando a las víctimas, durante aproximadamente 11 horas. Posteriormente, estas fueron puestas en libertad”, señaló la Fiscalía mediante un comunicado de prensa.

El 23, luego de la recuperación del ganado, “los imputados se presentaron a la casa de un ofendido y lo subieron al carro, para trasladarlo hasta la “Finca Iraní”. En ese lugar, se presume que retuvieron y vapulearon al ofendido, y horas después lo dejaron en libertad”.

La Fiscalía investiga el caso como un posible delito de privación de libertad agravada, amenazas y robo agravado.