Última Hora

Saprissa logró el impulso necesario para entrar definitivamente a las semifinales ante un San Carlos que intentó aguantar, pero terminó goleado 3-0 en la Cueva.

Los morados se mueven bien en la revolución de Iñaki Alonso y ahora tratan muy bien a la pelota, como buen sello español.

Precisamente los volantes se mostraron con más participación y Saprissa tuvo dos motores que pusieron en aprietos a los norteños, Jimmy Marín y Christian Bolaños.

Pese al dominio de los tibaseños, al medio tiempo se marcharon sin goles con solo dos acciones claves: un tapadón de Aarón Cruz a bocajarro a Jorman Aguilar.

La otra fue una pelota que salvó en la línea la defensa sancarleña ante un cabezazo de Kendall Waston.

El desequilibrio quedó para la complementaria. Jimmy Marín aprovechó un error en salida del portero Contreras que entregó a Cristian Martínez, quien no dominó y Bolaños aprovechó para madrugarlo. La acción terminó con Marín poniendo el 1-0 al 53’.

Con la solvencia del partido acomodado, los morados aprovecharon el refresco de los cambios para carburar mejor sobre el cierre y sentenciar el juego.

El segundo tanto, una joya de jugada colectiva, que sentenció Marvin Angulo (73’) fue fiel reflejo de que la nueva idea del cuerpo técnico poco a poco comienza a pulirse.

El puntillazo final lo puso Michael Barrantes con un bombazo de zurda desde fuera del área para quemar al arquero contreras y sellar el 3-0 definitivo al 77’.

Por segunda fecha consecutiva el Saprissa triunfa, gusta y golea desde la llegada del estratega español. Ahora será cuestión de tiempo para ver si podrán alcanzar el bicampeonato.

Spotify TeleticaRadio