Según el Ministerio de Salud, los costarricenses consumimos más del doble de la sal que se recomienda.

Ese consumo en exceso, puede provocar problemas de salud, como la hipertensión arterial o incluso serias enfermedades del corazón.

Por eso queremos dedicar este espacio a hablar sobre los beneficios de comer con poca sal, y cuáles son algunas estrategias para reducir este consumo exagerado.

Así que si usted es un “salero”, como decimos popularmente, póngale atención a los consejos de la nutricionista Kimberly López.

Si usted desea contactarla puede hacerlo al número: 8705-1246.