Última Hora

El proyecto La Flor ubicado en Carrandí de Matina en Limón está compuesto en su última etapa de 44 soluciones de vivienda de interés social que fueron aprobadas por el Banvhi en abril del 2010 para familias que viven en situación de extrema necesidad.

La situación es mucho más grave que en el Proyecto Ivannia ubicado en Sixaola y que fue construido por la misma empresa Ekstron, entidad  autorizada por el Banco de Costa Rica.  

Acá las casas construidas hace tan solo cinco años corren el riesgo de colapsar.

Estas fueron construidas con el mismo sistema de paneles de estereofón en el centro con una cobertura a los lados de magnesio unidos con perfiles de acero galvanizado.

Pero la situación es más crítica ya que las viviendas están levantadas en pedestales   y sobre ellos tienen una estructura de perlin o metal donde se asienta la casa,  pero sucede  que este metal tiene un alto grado de corrosión en muy corto tiempo, a tal punto, que algunas esquinas están ya deshechas  y en consecuencia las casas corren un grave peligro de colapsar.

También otro de los problemas es que el hierro o los perlin están sobre otra placa de metal que se asienta en los pedestales o columnas de block que sostienen la casa, pero esta placa de metal tiene un alto grado de corrosión y con el agravante que los perlin de la estructura están solo sujetados con soldadura sin pernos que fijen de mejor manera la estructura a los pedestales.

También la corrosión es evidente en la zona de los baños, pues  hay filtración de agua  y se nota también el metal afectado.  Además, al existir fugas han debilitado el piso de fibrocemento que se ha debilitado por la humedad y el agua, a tal punto, que el piso del baño donde esta sujetada la tasa se desplomó justo cuando utilizaban el sanitario.

Los  vecinos insisten que han tratado por todos los medios lograr un solución a los problemas y que de momento han realizado parches para cortar las partes malas del perlin y meter una canasta de hierro para luego colocar vigas de concreto reforzado dentro de los tubos de acero, pero pareciera que esta solución es solo un parche y no garantiza consistencia en la estructura ante la eventualidad de sismos.

El Colegio de Ingenieros y Arquitectos realizó un peritaje estructural  de estas casas  y determinó  que existen problemas graves de corrosión y que se utilizó un metal para las vigas y viguetas del entrepiso que no cumplen con las regulaciones del código sísmico.

Pero además existen problemas con las repellos de las paredes con los pisos en donde hay daños y huecos en ciertos casos más que evidentes por la filtración de la gua del baño  y también los paneles  se separan dejan hendijas, y los marcos de la ventanas de aluminio se deshacen con el paso del tiempo

Asimismo existen problemas en el cielo raso con láminas suspendidas y ni que hablar de las gradas  de acceso  a las  viviendas, pues también se las comió la alta  concentración de humedad y la corrosión, incluso algunos vecinos han caído cuando  están usando las grandes de las vivienda.

En fin hay daños por el sistema constructivo utilizado y se agravan más porque las casas las levantaron en pedestales que también tiene fracturas y que sostienen una estructura de metal altamente corroída en donde se asienta la vivienda de los paneles de estereofón.

Este miércoles conozca todos los daños han sido corroborados por informes  técnicos del Banvhi del Colegio de Ingenieros y los arreglos no convencen y al parecer no hay  una solución  definitiva para las familia que están  en  riegos peligro.