Última Hora

Vehículos, propiedades, joyas y recientemente ganado son parte de los bienes que llegan a manos del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD).

Cuando una investigación criminal lleva al decomiso de los bienes de un sospechoso, por ley son custodiados por esta institución.

El ICD recibe artículos relacionados con investigaciones por narcotráfico, legitimación de capitales o lavado de dinero, crimen organizado y una figura reciente llamada "capitales emergentes".

Un predio que ahora es de la institución fue parte de una investigación por tráfico internacional de drogas en la década de los 90. En él las autoridades tienen principalmente vehículos pesados utilizados por las organizaciones delictivas para el transporte de estupefacientes.

Ahí predominan cabezales, carretas, furgones e incluso cuatro avionetas que, luego de ser utilizadas por el Servicio de Vigilancia Aérea del Ministerio de Seguridad, fueron regresadas y su futuro es ser vendidas como chatarra.

Con los bienes decomisados se puede hacer tres cosas: donarlos, prestarlos o venderlos.

En el caso de los préstamos, a la fecha las instituciones que más se benefician son el Ministerio de Seguridad con 245 bienes por un valor superior a los 1.119 millones de colones y el Poder Judicial con 361 bienes con un valor estimado en los 666 millones de colones.

Observe todos los detalles en el video adjunto.