Última Hora

CHEESECAKE DE FRESA 

 

Ingredientes:

-Corteza

-12 paquetitos de galleta María (252 gramos)

-1 barra de mantequilla sin sal

 

Relleno

-800 gramos de queso crema 

-3/4 taza de azúcar granulada blanca

-2 cdas de harina

-5 huevos grandes a temperatura ambiente

-1/3 taza de crema dulce

-1/4 cdita de ralladura de limón

-1 cdita de extracto de vainilla pura

-2 tazas de fresas en rebanadas 

-1 taza de azúcar 

 

Preparación:

Engrasar o rociar con aerosol un molde redondo desmontable de 23 cm. Coloque el molde encima de una bandeja para hornear grande, a fin de recoger cualquier fuga mientras que el pastel se hornea. Precalentar el horno a 350 grados F (177 grados C) con una rejilla en el centro del horno.

Para la costra de base: en el procesador combinar las galletas y la mantequilla derretida. Presionar las migas uniformemente sobre el fondo y las paredes del molde desmontable. Cubrir y refrigerar mientras se prepara el relleno.

Para el relleno: En el tazón de la batidora, trabajar suavemente el queso crema, el azúcar y la harina. Batir a velocidad media hasta que esté suave (alrededor de 2minutos), raspando el tazón de vez en cuando, según sea necesario. Añadir los huevos, uno a la vez, batiendo cuidadosamente cerca de 30 segundos después de cada adición. No incorporar aire en exceso. Raspar los lados del tazón. Añadir la crema, la ralladura de limón, la vainilla y batir hasta que se incorpore. Retirar la costra del refrigerador y verter el relleno. Colocar la bandeja de pastel de queso en la bandeja para hornear y llevar al horno horneando a baño María.

Cocer durante 15 minutos y luego bajar la temperatura  a 250 grados F. (120 grados C) y continuar el horneo durante otros 90 minutos o hasta que esté firme y solo el centro del pastel se vea un poco mojado y tembloroso. Retirar del horno y colocarlo sobre una rejilla pastel).

Dejar enfriar antes de cubrir con plástico y refrigerar. Este cheesecake  tiene mejor sabor después de ser refrigerado al menos un día.

Para la salsa de fresas coloque las fresas y el azúcar en una olla a fuego medio hasta que se convierta en una salsa. Esta mezcla la servimos sobre el cheesecake cuando ya esté bien frío.