Última Hora

Las personas que visitan los edificios de la Asamblea Legislativa andan por los diferentes pisos y despachos sin ningún control.

Así lo aseguró esta tarde la jefa de seguridad legislativa, Magaly Camacho, a los jefes de fracción.

Camacho afirmó que la falta de presupuesto y por ende de personal hace imposible darle seguimiento a cada visitante, pues hay 19 puestos de seguridad y solo 18 agentes de seguridad disponibles por rol.

“La falta de personal impide darle seguimiento a las personas que ingresan a los diferentes edificios. Cabe la posibilidad de que la persona se vaya a otro lugar o no llegue nunca donde dijo, o que los vamos a buscar y no están donde aseguraron y eso pasa mucho.

“Las personas andan por el edificio sin ningún control”, dijo la jefa.

Las explicaciones de Camacho se dan en medio de los cuestionamientos de los diputados por la visita que tres presuntos líderes narcos hicieron en múltiples oportunidades a un puñado de diputados y exdiputados de las últimas dos legislaturas.

Camacho y el director de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales, aseguraron que tienen el sistema de seguridad más robusto de todo el aparato público nacional, pero no hay recurso humano suficiente para empatar eso.

A manera de ejemplo, aseguraron que tienen registros de visitas desde 2013 y que desde entonces los diferentes edificios del Congreso han recibido 194.807 personas.

De todos ellos se tiene nombre, fotografía, cédula y lugar donde se dirige.

Sin embargo, reconocieron que no se tiene registro de salida de la gran mayoría, pues se vuelve imposible llevar ese dato con tan poco personal.

Camacho aseguró además que ese escaso recurso humano se agrava cuando se habla de vacaciones o ausencias, y que tampoco hay personal para cubrir sesiones extraordinarias o incluso manifestaciones.

Los diputados plantearon reformas administrativas para asegurar, al menos, que se pueda verificar que los visitantes se dirijan adonde aseguran.