Última Hora

Representantes de sectores sociales y productivos solicitaron este miércoles al presidente Carlos Alvarado y los diputados de la Asamblea Legislativa una pausa de un mes en la discusión de proyectos relacionados al acuerdo de financiamiento ampliado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en aras de preservar “la paz social”.

El pronunciamiento, que reúne 38 firmas de sindicatos, cooperativas, colegios profesionales y asociaciones solidaristas, entre otros, asegura que esa pausa permitiría “construir los insumos para que la legislación manifieste el compromiso nacional con la ciudadanía, los diversos sectores sociales y productivos, para sacar adelante al país en un ambiente de paz y trabajo”.

El grupo aseguró que las mesas de diálogo de los trabajadores del Banco Popular y el Gobierno demostraron que el diálogo es posible y es una ruta hacia la solución de los problemas que aquejan al país.

Y que, por lo tanto, ante la precaria situación laboral, económica y fiscal de Costa Rica, las decisiones que hoy se discuten en la Asamblea Legislativa en relación con ese objetado acuerdo de financiamiento deben ser las más consensuadas.

“Es nuestra opinión que el programa económico del Poder Ejecutivo presentado a la misión del FMI y los compromisos correspondientes deben estar alineados a esas aspiraciones, en vista que sus elementos centrales integrados por la renta global, los impuestos a la clase media, la renta a las cooperativas y el solidarismo, así como la ley de marco de empleo público, carecen de una visión estratégica e integral”, reza la misiva.

El pronunciamiento fue firmado por la asamblea de trabajadores del Banco Popular, Colegio Profesional de Profesores, el SEC, el Sindicato Nacional de Enfermería, Uccaep y Coopenae, entre muchos otros.

Pedro Muñoz, diputado del PUSC, suscribió su compromiso con los firmantes e invitó al resto de legisladores a secundar la propuesta.

“Soy consciente de que un solo diputado no puede mover la balanza; por eso hago un llamado a mis compañeros en la Asamblea, y a toda la ciudadanía para que hagamos frente común apoyando estas causas. Juntos sonamos muy fuerte. Juntos podemos volver al camino”, dijo.

El acuerdo con el FMI deberá estar resuelto antes de julio próximo, eso significa que todos los proyectos relativos a este deberán estar aprobados para esa fecha, de lo contrario el organismo multilateral rechazará el acuerdo y no prestará los $1.750 millones que espera el Gobierno.