Última Hora

33 diputados se opusieron, esta tarde, a devolver por 8 días el proyecto de empleo público a la Comisión de Gobierno y Administración.

La moción, del socialcristiano Pablo Heriberto Abarca, defendía solucionar los variados cuestionamientos que tiene la iniciativa en ese órgano antes de volver al Plenario, donde analizará mociones de reiteración a partir del próximo lunes.

“¿Que se va a atrasar? Probablemente, pero se va a atrasar de cualquier manera. Nosotros no estamos dispuestos a votar un proyecto vacío de contenido en el que solo funciona el título. Y esto que no se interprete como una decisión final, estamos intentando hacerlo de la forma correcta, y dependiendo de cómo quede el texto tomaremos una decisión”, dijo Abarca.

Sus palabras encontraron eco en otros 16 legisladores, mayoritariamente de la fracción socialcristiana, y de otros como el oficialista Welmer Ramos, que levantaron la voz por los problemas que, aseguran, sigue arrastrando el texto.

Ramos o el frenteamplista José María Villalta defendieron que con “parches y remedios” no se pueden solucionar los problemas de la reforma, por lo que lo más sensato era devolverlo a comisión para un nuevo proceso de enmienda.

El oficialista Víctor Morales Mora, presidente además de la comisión, aseguró sin embargo que las correcciones necesarias se podrían hacer en el Plenario.

“Tenemos la posibilidad de realizarle los cambios que se requieran con un espíritu constructivo”, dijo.

Mañana a las 6 p. m. (plazo máximo) se podrá conocer cuántas mociones de reiteración le fueron presentadas al expediente.

Esas mociones se discutirán entre lunes y jueves de la próxima semana, en horario ampliado de 9:15 a. m. a 6 p. m.