Última Hora

Costa Rica ya cuenta con el aval del Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un financiamiento por 1778 millones de dólares gracias a un acuerdo de servicio ampliado por 36 meses.

Sin embargo, para poder concretar el empréstito es necesario hacer ajustes fiscales, que se lograrían con una serie de proyectos de ley.

Dichas iniciativas avanzan lento en la Asamblea Legislativa.

Dentro de las propuestas de negociación hay proyectos tanto para recortar el gasto y como para generar nuevos ingresos.

Entre ellos el proyecto de renta global, el impuesto a casas de lujo, un tributo a los premios de la lotería, la eliminación de exoneraciones, una reforma a la ley de aduanas, así como un aporte solidario de las utilidades de catorce empresas públicas y la reforma a la ley empleo público.

Todos estos proyectos siguen en sus respectivas comisiones legislativas, es decir, aún no pasan al Plenario para su discusión y aprobación.

Además, el gobierno tendrá que enviar el empréstito al Congreso.

Este martes los diputados de la comisión de gobierno y administración aprobaron una moción para respetar la autonomía universitaria dentro la reforma al empleo público.

El mayor reto para concretar el acuerdo con el FMI es que estos proyectos deben ser aprobados por la Asamblea Legislativa antes de julio.