Última Hora

Los diputados acordaron este lunes dispensar de trámite el expediente 20.861, que propone una tasa máxima a los intereses que las entidades financieras pueden cobrar a sus clientes.

La iniciativa, que había sido dictaminada hace un mes con una amplia lista de mociones por discutir, recibió hoy el visto bueno de 45 diputados para llegar al Plenario, mientras que otros tres se opusieron.

A grandes rasgos el proyecto fijaría en 39% esa tasa máxima, de manera que cualquier cifra por encima de ese techo se consideraría usura y, por lo tanto, un delito.

Se trata de una reforma a la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor, vigente desde enero de 1995 y que sanciona la usura, pero nunca definió los parámetros para determinarla.

El Código Penal castiga con entre seis meses y tres años a quienes cometan usura.

La iniciativa establece entonces un tope de 39% para los créditos y las tarjetas, mientras que en el caso de los microcréditos (préstamos de ₡675.000 o menos) la tasa máxima será de 55%.

Hasta ahora el Banco Central y la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) habían sido claras en que la fijación de esa tasa podría provocar que se produjera una masiva exclusión del sistema financiero de los sectores más vulnerables.

Esa advertencia se ha hecho aún mayor en medio de la emergencia por el COVID-19, por lo que las observaciones de diputados como el independiente Erick Rodríguez es que esa fijación no debería llegar antes del próximo año.

Sin embargo, esa dispensa de trámite votada por amplia mayoría hace posible que el proyecto incluso se vote en primer debate este miércoles, cuando los diputados vuelvan a sesionar.

Esos 45 votos a favor y la insistencia de diferentes bancadas para que el Ejecutivo volviera a convocar el expediente a estas sesiones extraordinarias son los que hacen prever que el proyecto podría ver la luz en los próximos días.

Sin embargo, antes deben tramitarse muchas de las mociones que aún siguen pendientes a uno de los proyectos más longevos en la actual corriente legislativa.