Última Hora

Mientras la cúpula del Partido Liberación Nacional sostendrá desde este jueves reuniones de emergencia con sus precandidatos para decidir qué pasará con su elección interna, en el Partido Unidad Social Cristiana hay plena confianza de que el proceso electoral se mantiene.

Liberacionistas y socialcristianos acudirán a las urnas en junio próximo con apenas una semana de diferencia: el domingo 6 lo harán los verdiblancos y el 13 los rojiazules.

Sin embargo, la explosión de casos COVID-19 en el país y el temor por el endurecimiento de las restricciones sanitarias reaviva la incertidumbre sobre la conveniencia, y posibilidad, de realizar ambos eventos masivos.

La presidenta del PLN, Kattia Rivera, confirmó que este jueves al final de la tarde el directorio del partido y el Tribunal de Elecciones Internas se reunirán con cada uno de los cinco precandidatos verdiblancos para conocer su posición respecto a la elección interna y emitir así una recomendación final al respecto.

Hay tres posibilidades: se mantiene la fecha pactada, se traslada a una posterior o, en última instancia, se cancela la elección interna y la asamblea nacional del partido elegirá al futuro candidato presidencial.

“Vamos a explorar todas las opciones, conversar con los precandidatos, pedirles su posición y tomar decisiones de la forma más responsable y consensuada (…) Esto tiene que hacerse rápido porque hay todo un tema de logística que cumplir, yo diría que en un máximo de 10 días tiene que haber una decisión tomada, esperando también ver la evolución de la pandemia y el resultado de nuestro análisis”, aseguró Rivera.

En el PUSC la posición es diametralmente opuesta.

Adelante

Randall Quirós, presidente de la agrupación, aseguró que están “prudentemente esperando” la evolución de casos de COVID-19 en el país y que aún es muy prematuro para tomar decisiones al respecto.

“Si estuviéramos a 15 días le diría que sí, que hay premura, pero faltan cinco semanas, hay tiempo suficiente para ver cómo evoluciona esto y tomar una decisión si fuera necesario.

“Pero lo cierto es que en ninguna parte del mundo se ha suspendido un proceso electoral, ni en lo peor de la pandemia, así que no hay ningún indicio de que un proceso de estos pueda elevar el nivel de contagio si se cumplen con todos los protocolos sanitarios”, aseguró.

Para Quirós, la alarma que hay en el PLN responde más bien a un interés de un grupo por no realizar esa elección interna.

“Yo siento que desde que el diputado Gustavo Viales hizo esa propuesta siempre ha querido que su elección se haga desde la asamblea nacional y no mediante una elección. Nosotros hemos hecho un proceso extenso de democratización desde hace muchos años y creemos que la elección tiene que ser de nuestros partidarios, que tiene que ser participativa”, aseguró.

El Tribunal Supremo de Elecciones ya había sido enfático en marzo anterior que los partidos políticos gozan de autonomía sobre la forma en que eligen a sus candidatos; sin embargo, no está claro qué sucedería ante la posibilidad de qué sucedería ante el decreto de un estado de emergencia.

El ministro de Salud, Daniel Salas, insistió sin embargo en que la realización de estos eventos masivos no era prudente.

Los partidos políticos tienen hasta el 6 de octubre próximo para presentar a sus candidatos a presidente, vicepresidentes y diputados ante el TSE, de lo contrario no podrán inscribirse para la elección presidencial de 2022.

Youtube Teletica