Última Hora

Los diputados que este lunes le otorgaron su voto positivo al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, se mostraron optimistas tras la aprobación del proyecto en su segundo debate, pero se enfocan ahora en el futuro del país.

La histórica votación, que cerró con 34 votos a favor y 17 en contra, tiene a la reforma tributaria pendiente solo de su publicación en La Gaceta para convertirse en ley, luego de que esta misma noche fuera firmada por el presidente Carlos Alvarado.

“Es un momento para darle vuelta a la página y ver hacia el futuro. El plan de impuestos no resuelve la situación de país. 

"Tenemos que ir de la mano con un plan de reactivación económica que tiene inmersas varias otras leyes que se están descubriendo aquí”, comentó el jefe de fracción del PUSC, Erwen Masís.

Los diputados del Partido Acción Ciudadana, Unidad Social Cristiana y Liberación Nacional votaron en pleno a favor, excepto por las verdiblancas Franggi Nicolás y Paola Valladares y la socialcristiana Shirley Díaz, quienes repitieron su voto del primer debate.

Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción del PLN, se mostró positivo tras el resultado pero dejó claro que esto es un “salvavidas temporal para el país”.

"Esto es un frenazo en el borde del abismo, es realmente lamentable que tengamos que haber llegado a un grado de descomposición tan grande de las finanzas públicas para que el país y la Asamblea Legislativa hayan reaccionado", dijo Benavides.

En el bando opositor el panorama fue muy similar al del primer debate:

Ivonne Acuña, Carlos Avendaño, Melvin Núñez y Giovanni Gómez de Restauración Nacional mantuvieron su voto en contra. 

También lo hicieron sus otrora compañeros de bancada Jonathan Prendas, Marolin Asofeifa, Carmen Chan, Ignacio Alpízar, Floria Segreda y Lidia Céspedes, ahora independientes.

Por el Partido Republicano Social Cristiano se opuso nuevamente Dragos Dolanescu, al igual que los  legisladores del Partido Integración Nacional Wálter Muñoz y Patricia Villegas. 

En el PIN se produjo el único cambio con respecto al primer debate, luego de que Zoyla Rosa Volio quebrara su voto y apoyara esta vez la reforma.

Por último José María Villalta, del Frente Amplio, completó los 14 votos en contra de esta segunda jornada.