Última Hora

Las fracciones del Partido Liberación Nacional, Nueva República, Unidad Social Cristiana y Liberal Progresista condicionaron la negociación de los puestos del directorio legislativo al apoyo a una agenda temática de proyectos de su interés.

Las bancadas, que en conjunto suman 41 y de 57 votos, realizaron este sábado una conferencia de prensa para exponer esa agenda común en seis áreas: ética y transparencia, costo de vida y de producción, reactivación económica, educación, optimización del Estado y fortalecimiento de la democracia.

De esa negociación quedaron fuera el Frente Amplio y el Progreso Social Democrático, partido de gobierno.

El diputado electo y cabeza de Nueva República, Fabricio Alvarado, aseguró que estarán abiertos al diálogo con esas dos fuerzas políticas, pero que no se incluyeron precisamente porque ninguna de las dos se acercó a ellos.


Tanto Alvarado como Kattia Rivera (PLN), Daniela Rojas (PUSC) y Eliécer Feinzaig (LP), insistieron una y otra vez que el directorio no está definido y que, a diferencia de la tradición, ellos buscaron precisar una agenda de coincidencias antes de un directorio.

“Prioridad es el tema de agenda nacional y por eso las conversaciones se han desarrollado en función de estos temas, todavía estamos abiertos al diálogo, en donde, reiteramos, la base de discusión tiene que ser el tema de agenda, no podemos seguir en que se base en nombramientos”, dijo Rivera.

Sin embargo, Feinzaig sí dejó claro que si el oficialismo y el frenteamplismo no se suman a esta agenda no recibirán ningún apoyo en la elección del directorio este domingo.

"El resultado más lamentable de este ejercicio sería ese, que ninguna de las dos fuerzas políticas decidan discutir sobre una agenda que nos parece bastante común. Ojo, no quiere decir que esta sea una agenda cerrada, ellos pueden proponer agregar cosas, pero lo que no queremos es que nos condicionen excluir alguna", aseguró el excandidato presidencial.

Desde el FA y el PPSD, empero, se acusó falta de transparencia sobre ese acuerdo y sus verdaderas intenciones.

“No nos parece una agenda transparente, sino que habla de áreas temáticas, no de proyectos puntuales, es una agenda que dice poco de las intenciones de ese acuerdo.

“Es bastante evidente que este acuerdo también implica que ya han conversado sobre la conformación del directorio y que ya hay acuerdos sobre esto, entonces lo que tenemos es la suma de acuerdo, que no transparenta sus verdaderas intenciones, ni cuáles son los elementos ya definidos para mañana”, dijo Jonathan Acuña, jefe de la fracción frenteamplista.


Entre tanto, la oficialista Pilar Cisneros atendió esta misma tarde a la prensa para celebrar que los ejes propuestos por la oposición coinciden con lo que ha venido defendido el gobierno entrante, pero dejó claro que, hasta ahora, la única fracción que ha presentado sus prioridades al Ejecutivo en temas de iniciativas ha sido precisamente el Frente Amplio.

Insistió, además, que para el partido de gobierno no es una prioridad un puesto en el directorio que se elegirá este domingo a partir de las 9 a. m.

“El 1° de mayo es el día de las grandes negociaciones. Nuestra prioridad absoluta es la agenda, no un puesto en el directorio. Estamos abiertos a escuchar propuestas, pero no es nuestro objetivo principal, sino cumplirle al pueblo las promesas de campaña”, dijo Cisneros.

Hasta ahora, el único puesto del directorio que parece decidido es precisamente el de la presidencia con Rodrigo Arias (PLN), pero la posibilidad de que la oposición lo controle por completo sigue tomando fuerza tras el pronunciamiento de hoy.