Última Hora

La Cámara de Pescadores de Puntarenas lamentó la decisión de una amplia mayoría de diputados de archivar, en definitiva, el proyecto que pretendía reactivar la pesca de arrastre de camarón en el país.

La decisión puso fin a casi una década de discusión sobre el tema, luego de la prohibición que le había dado la Sala Constitucional a ese arte de pesca en 2013 y el veto total con el que el presidente Carlos Alvarado la devolvió a la Asamblea Legislativa, en octubre pasado.

“Fue una ardua tarea de muchos años, miles de familias puntarenenses estaban esperanzadas con esta última oportunidad que tenían y ahora diay, qué le puedo decir, estamos totalmente desilusionados”, dijo Roy Carranza, presidente de la Cámara.

El dirigente dijo no culpar a los diputados por la decisión de archivar el expediente pues reconoce que había una presión política muy fuerte que se “alimentó de mentiras”,

“Hubo toda una ideología que es la que defiende el Presidente por sus propias convicciones y que acabó por pasársela a otros grupos, pero que es equivocada, porque las actividades productivas del mundo no se eliminan, se regulan”, añadió.

Carranza condenó que la administración actual ha preferido mantener subsidios y donaciones para los pescadores puntarenenses antes de permitirles trabajar y aseguró que ahora no hay plan b para todo ese sector.

“No hay un plan B, no hay una opción, ir a cosechar no viene a sustituir esta actividad porque no hay una actividad que pueda suplantarla, puede venir a minimizar tal vez, pero hay que entender que cada actividad en el mundo tiene un impacto, esa es la doble moral de los que se dicen ambientalistas que juegan con la necesidad y el hambre de las personas”, finalizó.

Celebración

En el otro extremo, la Cámara de Pescadores de Guanacaste y las organizaciones ambientalistas celebraron el archivo del expediente.

“Recibimos con gran júbilo la noticia del archivo. Hoy nos sentimos contentos, regocijados, porque los diputados muy atinadamente votaron a favor del veto y no del resello. Hoy amanecemos muy agradecidos con Dios y con esos diputados valientes que tomaron la decisión correcta”, dijo Martín Contreras, presidente de la cámara guanacasteca.


El dirigente, sin embargo, sí hizo un llamado al Gobierno para atender la problemática de los pescadores en el país y las grandes urgencias de empleo que hay para el sector.

La Fundación MarViva, férrea opositora de la práctica, también celebró la decisión de los diputados.

“¡Como país estamos en plena celebración del Bicentenario y qué mejor momento para decirle adiós a la pesca de arrastre en Costa Rica que este! Hoy Costa Rica le da un ejemplo al mundo, al eliminar una técnica de pesca destructiva que dañaba ecosistemas marinos y el bienestar de miles de pescadores artesanales”, dijo Jorge Jiménez, director general de la Fundación MarViva.