Última Hora

El ministro de Transportes, Rodolfo Méndez Mata, y el exdirector de Conavi, Mario Rodríguez, no solo ignoraron las alertas sobre posible corrupción en la nueva carretera a San Carlos, sino que sabotearon a la gerencia que pretendió investigar ese y otro casos.

Así lo aseguró este jueves a los diputados Verny Jiménez, exasesor jurídico del ministro Méndez Mata y ahora asesor en la gerencia de Conservación Vial del Conavi.

Jiménez aseguró ante una pregunta del frenteamplista José María Villalta, que tanto el jerarca como el exdirector recibieron las advertencias sobre cunetas mal construidas en el tramo de Sifón – La Abundancia o bien de cunetas que no fueron construidas del todo pero se pagaron en su totalidad a la Constructora Herrera, en ese entonces a cargo de las obras.

“¿Podemos decir que Rodolfo Méndez Mata y Mario Rodríguez no solo engavetaron este gravísimo informe y lo ignoraron, sino que además sabotearon el grupo encargado de hacer esta investigación impidiendo que se pudieran hacer investigaciones similares en otra parte del país?”, consultó Villata.

“Sí señor, la idea era hacerlo en todo el país y nos desarmaron”, respondió el abogado.

Jiménez aseguró que luego de esas denuncias él sufrió de persecución y amenazas tanto dentro como fuera de la institución.

Recordó que recibió dos llamadas en donde se le amenazó de muerte.

“En una me dijeron ‘gordo hijueputa te vamos a matar, no busque nada en San Carlos’, yo les dije que qué podía hacer, que ese era mi trabajo”, precisó.

A lo interno, aseguró que fue enviado “al congelador” y que el propio Rodríguez le preguntó adónde quería que lo trasladara, que le dijera el nombre de cualquier institución y que él se encargaba.

“Yo le dije que la verdad yo no había hecho nada malo y que me iba a quedar”, añadió.

Jiménez aseguró que en un principio, cuando se le ofreció ser asesor de Méndez Mata, se sintió alagado por la figura y carrera del ministro, pero que luego empezó a notar que reaccionaba con enojo a los cuestionamientos o las advertencias, especialmente a las presupuestarias.

“Don Rodolfo es un caballero, eso no lo niego, una persona súper respetuosa, pero cuando se enojaba era otra cosa. A veces llegaba molesto y nos decía que no iba a firmar nada y nosotros nos quedábamos ahí esperando tres días por documentos que nos urgía aprobar”, aseveró.

El abogado precisó que luego de esos informes fue finalmente enviado a la gerencia de Conservación junto a Édgar Meléndez, quien también reconoció persecución por parte de las altas esferas del MOPT luego de dar a conocer las irregularidades en la vía a San Carlos.