Última Hora

Luego de que la noche del viernes el Juzgado Penal de Hacienda y la Función Pública inhabilitara del cargo por los próximos seis meses a los alcaldes involucrados en el caso Diamante, las reacciones no se hicieron esperar.

Mario Redondo considera “una humillación” lo que pasó y además destaca que se violentó la democracia”.

“Se nos aplicaron las penas y ahora se van a investigar las sospechas, eso es lo lamentable, primero se nos aplicó una pena gravísima, una humillación un escarnio público, se nos llevó a un calabozo durante 56 horas, hicieron sufrir a nuestros familiares y hoy se nos aplica una suspensión y todavía no hay una absoluta seguridad sobre lo que ha acontecido”, expresó.

Redondo se declara completamente inocente y pide a las autoridades actuar con objetividad.

“En mi caso se me acusa de algo absolutamente falso, se me acusa de haber incidido en una licitación para que la ganara una empresa, hecho totalmente infundado, aportamos suficientes documentos, sin embargo, la jueza dice que hay elementos que se deben investigar, ya se presentó la apelación y esperamos que en otras instancias se actúe conforme a derecho, se actué con objetividad y no con base a sospechas”, mencionó el alcalde.

Según el jerarca municipal, lo acontecido “violenta la democracia” al quitar de un puesto a una persona que fue electa por el pueblo.

“Esto también violenta la democracia, mediante este mecanismo cualquier juez puede a base de una sospecha, quitar a una persona electa popularmente e irrespetar la voluntad popular para suspender a un representante popular durante un plazo que está establecido, esto es el Leviatán actuando, incurrido en un exceso que compromete la democracia.

“Nosotros no negamos el derecho que tienen el Ministerio Público y el Poder Judicial de investigar, bienvenida sea toda investigación, pero que se haga con objetividad”. Concluyó Redondo.

Spotify TeleticaRadio