Última Hora

El jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Luis Fernando Chacón, retiró su firma de la moción que buscaba aplazar por hasta 18 meses la entrada en vigencia del matrimonio igualitario, prevista para el 26 de mayo próximo.

La tesis del legislador al momento de su firma era que, más allá de apoyar o no esa unión, estaba en contra de que la Asamblea Legislativa delegara en la Sala Constitucional la función de legislar en temas como ese.

La moción, precisamente, indicaba que el plazo de 18 meses ofrecido por la Sala a los diputados para presentar un proyecto al respecto fue insuficiente en medio de discusiones como la reforma fiscal, el proyecto de huelgas o la atención de la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, el diputado anunció hoy su retiro de esa moción firmada originalmente por 26 legisladores y que ya solo mantiene 24 tras la salida del también liberacionista Daniel Ulate.

“Como jefe de fracción del Partido Liberación Nacional, después de escuchar activamente a nuestras bases partidarias, incluido el Comité Ejecutivo Superior Nacional, el Directorio Político Nacional y a las juventudes de la agrupación, he decidido retirar mi firma de dicha moción, la cual tampoco votaré ni apoyaré, al percatarme de que podía ser además una estrategia dilatoria, por parte de grupos extremistas en contra de los derechos humanos, que procuraban retrasar indefinidamente esta decisión”, dijo Chacón.

Su decisión llega precedida de hechos puntuales: el reproche que el PLN hizo ayer a los diputados por revivir “discusiones superadas” y la agresión del verdiblanco David Gourzong a un asesor legislativo de su mismo partido, motivada por una discusión relativa a esa moción.

“Creo también que la polarización social que ha generado temas como este, son totalmente dañinos para nuestra democracia y deben llegar a su fin cuanto antes. Por ende, no apoyaré esta iniciativa y hago un prudente llamado a la ciudadanía a dar vuelta a la página, independientemente de la posición que cada costarricense pueda tener al respecto, y respetar lo mandado por la justicia constitucional”, añadió Chacón.

“Finalizo agregando que, condeno vehementemente cualquier tipo de agresión verbal, escrita o física entre partidarios o entre ciudadanos, sin importar su orientación sexual. No acepto ni avalo la violencia en ninguna de sus formas”.