Última Hora

Contra el tiempo: así fue el proceso para asegurar el préstamo de $380 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), que irá destinado al pago de la millonaria deuda del Estado con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y al alivio de la situación fiscal del país.

Tras una extensa discusión, ampliada por votación, los diputados aprobaron el expediente 21.871 en segundo debate (43 votos a favor, nueve en contra) minutos después de las 2:00 p.m. Inmediatamente, el documento fue enviado al Poder Ejecutivo para continuar con el trámite.

Según Casa Presidencial, la Ley fue firmada por el Presidente de la República, Carlos Alvarado, y el Ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, a eso de las 2:20 p.m; es decir, en menos de 30 minutos fue firmada y enviada para su publicación en el Diario Oficial La Gaceta, que se concretó antes de las 3:30 p.m.

¿Por qué la premura?

El empréstito aporta $230 millones del BID y $150 de la AFD, principalmente para el pago del servicio de la deuda, el canje de deuda cara por otra más barata; pero existía un plazo establecido para garantizar su ejecución.

“Tenemos tiempo de tener todo publicado en La Gaceta a las 2:30, por cuanto el BID debe depositarnos a esa hora. Van dos horas adelante. En caso de no ser así, se perderían los recursos. Confiamos en el compromiso de las y los diputados para que el país cuente con esos recursos”, declaró la Ministra de Planificación, Pilar Garrido. 

A pesar de los tiempos ajustados, el Gobierno confirmó que “se activaron los procesos para que el desembolso se haga entre hoy y mañana”.

Esta premura, de hecho, fue criticada por los legisladores durante la discusión del crédito.

Yorleny León, del Partido Liberación Nacional (PLN) criticó al Ministerio de Hacienda por su falta de transparencia. 

"Conocían que mañana domingo 17 vence la evaluación independiente macroeconómica favorable que sustenta, en parte, las condiciones de este empréstito y se lo guardaron. La fracción del PLN conoció de ese vencimiento el lunes de esta semana y uno se pregunta ¿cómo algo tan importante, que puede ponernos a todos contra la pared, no se dice?", manifestó la verdiblanca. 

“Así a la carrera, con el cuentito de ‘apúrese, póngale, esto urge’ y sale, sale y sale todo (los proyectos en la Asamblea Legislativa). Es una irresponsabilidad”, dijo María Inés Solís, diputada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) al inicio de su intervención.