Última Hora

El Gobierno de la República dio marcha atrás este jueves a su intención de gravar los rendimientos de los fondos de pensiones como parte de su propuesta de negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La decisión excluye del proyecto de ley 22.369 la reducción propuesta del 50% de la cual hoy gozan esos regímenes, un punto que fue ampliamente criticado por diferentes sectores y que tampoco cayó bien en el seno de la Asamblea Legislativa, donde debe discutirse y aprobarse.

“Hemos dado atenta escucha a los argumentos y preocupaciones planteadas alrededor de la propuesta. Comprendemos las consideraciones que han surgido y se han externado con respecto al ROP y a la seguridad social”, indica la nota enviada a los diputados por parte de la ministra de la Presidencia, Geaninna Dinarte, y el ministro de Hacienda, Elian Villegas.

​El Ejecutivo también envió una nota al jefe de fracción del Partido Liberación Nacional, Luis Fernando Chacón, y el presidente del Congreso, Eduardo Cruickshank, por las observaciones y preocupaciones que ambos han planteado sobre este tema, el cual, dijeron las autoridades, "queda resuelto".

"En virtud de lo anterior, el Gobierno de la República procedió a conversar el tema con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para excluir del planteamiento la propuesta relativa a los títulos valores indicados", añadió la misiva.

La modificación a la iniciativa se realizará mediante la presentación de una moción de fondo para eliminar del proyecto los artículos 2 y 3.

Ese artículo 2, precisamente, era el que proponía gravar con un 7.5% las utilidades del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) y las rentas y ganancias de capital de los regímenes especiales.