Última Hora

El Gobierno convocó este sábado a las sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa toda la agenda de proyectos relativa al acuerdo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lo hizo como parte de una “priorización de la agenda de reactivación económica e impacto social en nueva convocatoria legislativa”.

“La aprobación de estos proyectos son vitales para la estabilidad económica de nuestro país y para atender las necesidades más apremiantes de los sectores afectados a consecuencia de la pandemia'', justificó la ministra de la Presidencia, Geannina Dinarte.

Sin embargo, en esa lista hay una amplia serie de proyectos que gozan de sonados rechazos dentro del Plenario.


Además de la reforma al empleo público, por ejemplo, el Ejecutivo llevará a discusión iniciativas como la renta global dual, la ley de reducción de beneficios fiscales, el impuesto a casas de lujo y premios de lotería, la ley del aporte solidario sobre las utilidades de las empresas públicas y, desde luego, el proyecto de préstamo con el Fondo.

Este sábado la nueva presidenta del Congreso, Silvia Hernández, aseguró que será trabajo del propio Gobierno socializar esas propuestas con la oposición, especialmente los relativos a los nuevos impuestos.

Aclaró también que el primer desembolso del préstamo con el FMI por casi $300 millones, de los $1.778 en total, no está condicionado a ningún proyecto, pero que los restantes sí, por lo que hay urgencia por esa negociación entre el Ejecutivo y el Legislativo.