Última Hora

Los pensionados con cargo al presupuesto nacional ya no podrán recibir salarios del sector público.

Así lo decidieron este martes los diputados de la Asamblea Legislativa con la votación en segundo debate del expediente 21.063, que traerá una reforma a la ley para frenar ese portillo abusivo que permitía la legislación.

A partir de la firma presidencial y su publicación, las personas pensionadas o jubiladas deberán comunicar por escrito a la Dirección Nacional de Pensiones de su ingreso a la función pública, caso contrario se expondrán a sanciones.

La reforma permitirá ciertas excepciones a esta regla, por ejemplo, excluiría a quienes solo reciban dietas como remuneración por el ejercicio del cargo, siempre y cuando el monto máximo mensual de esas dietas no supere la suma resultante de tres veces el salario base más bajo pagado en el sector público.

Tampoco aplicará a las personas que perciban una pensión por viudez, toda vez que la remuneración total pagada por el cargo que ocupen no supere la suma resultante de cinco veces el salario base más bajo pagado en la administración pública.

En el caso de los diputados, para que puedan recibir la remuneración que les brinda dicho cargo deberán renunciar a la pensión temporalmente y durante el período de su gestión.

Las autoridades de Trabajo y Seguridad Social deberán adoptar los controles internos necesarios para garantizar el cumplimiento de lo establecido en esta ley, de lo contrario supondría una falta grave de servicio a los funcionarios responsables.