Última Hora

Los diputados que integran la comisión que investiga el escándalo “Cochinilla” analizan llamar a comparecer a los exministros de Transportes Carlos Segnini y Carlos Villalta, para tratar de dilucidar si tienen o no responsabilidades administrativas en los manejos irregulares que se acusan en decenas de contratos de obra vial.

El presidente del órgano, Pablo Heriberto Abarca (PUSC), señaló que los hombres de los exjerarcas cobran relevancia tras las declaraciones que dio esta semana a la comisión el exgerente del Conavi Carlos Solís, quien señaló el impulso de una fórmula para “democratizar” los contratos de obra pública en el MOPT que escondía, aparentemente, la intención de favorecer a las empresas MECO y H. Solís.

Abarca señaló que en muchos casos, detrás de empresas supuestamente pequeñas estaban esos dos gigantes de la construcción, que hoy son el centro de la investigación en el caso judicial.

El diputado explicó que, conforme avanza el caso, va quedando más claro que el escándalo se originó a partir de 2014, cuando precisamente inició la administración de Luis Guillermo Solís, donde Segnini y Villalta fueron los jerarcas.

El martes por la noche comparecerá en la comisión Édgar Meléndez, gerente de Conservación de Vías y Puentes de Conavi, también señalado en la causa.