Última Hora

El exministro de Transportes, Carlos Villalta, atribuyó a un “conflicto de pareja” su vinculación con el expediente del caso “Cochinilla”, en el que se le señala por aparentemente haber recibido importantes sumas de dinero de las empresas MECO y H. Solís a cambio de favorecimientos en contratos de conservación.

Villalta, quien estuvo en el cargo 16 meses entre 2016 y 2017, calificó de “mentiras” las variadas denuncias que su exesposa Andrea Bonilla presentó a las autoridades y que están recogidas en el expediente penal.

Entre otras, Bonilla aseguró que los ingresos económicos del hogar que ella y Villalta compartían aumentó considerablemente luego de que el exjerarca empezara a mantener reuniones con Carlos Cerdas (dueño de MECO) y Mélida Solís (H. Solís), que estas reuniones eran semanales y que su esposo recibía importantes sumas de dinero de los empresarios en sobres de manila.

El expediente también denuncia que, aparentemente, MECO habría pavimentado una calle de ingreso a una propiedad de Villalta en Barva de Heredia de la cual no existe registro de permisos.

“No tengo la menor idea de cuál es la justificación para que una persona dedique energía en difamar a otra, rechazo los cargos y efectivamente son mentiras, no puedo entra en el detalle, pero tengo mi conciencia tranquila, estoy esperando poder acudir a otro estrado para poder demostrar que soy inocente de esas manifestaciones que se hicieron.

“No tengo idea más que un conflicto de expareja que fue lo que llevó a esto”, dijo Villalta esta noche ante los diputados que investigan el caso.

El exministro reconoció que conoce a Cerdas y Solís desde hace al menos dos décadas pero negó que los haya favorecido de ninguna forma.

A Villalta se le atribuye el haber ideado una fórmula para que tanto MECO como H. Solís ganaran la mayoría de licitaciones en el país.

“Es imposible que una persona pueda hacer una fórmula mágica para que dos o tres empresas siempre salieran adjudicadas, lo que sí demostré es que ayudé a que fueran más expeditas esas licitaciones y no duraran años en aprobarse.

“No tuve ninguna incidencia o participación en la definición de los requisitos técnicos, financieros ni legales tampoco, no participé en hacer el cartel de licitación, ni tampoco en la comisión de adjudicación”, defendió.

Sin embargo, el frenteamplista José María Villalta le cuestionó cómo en los últimos siete años las dos empresas constructoras habían acaparado la gran mayoría de los contratos de obra pública vial en el país, amasando un total de ₡303.370 millones en contratos de los cuales 61% fueron en 2016, el año en que Villalta fue ministro.

¿A usted no le llama la atención que el año dorado de MECO y H. Solís fuera en su gestión, que solo ese año se adjudicaran ₡184.926 millones relacionados con licitaciones de conservación? ¿No le parece curioso?  

Esos contratos fueron adjudicados en mi gestión, algunos no, algunos iniciados en mi gestión y otros no, esos son montos máximos para cuatro años, desconozco esos números pero no me sorprenden.

¿No hubo favorecimiento para estas empresas?

De mi parte no.

¿Son fruto de la casualidad?

Tendría que verificar esos datos.

El diputado entonces le cuestionó que, si estaba mintiendo, eventualmente la verdad iba a salir a la luz, por lo que le daba la oportunidad de que dijera la verdad a los costarricenses que estaban siguiendo la transmisión de la comisión.

¿No le preocupa lo que piensen los costarricenses que lo están viendo?

“Me importa lo que opinan los que me conocen, no me importa lo que opinen los costarricenses de esta comparecencia, no soy candidato presidencial ni aspiro a ser diputado para que me preocupe”, respondió.

El frenteamplista también le cuestionó cuántos de los 154 viajes que registra el exministro al extranjero fueron pagados por Calzadas y Puentes, empresa constructora española a la que se acusa de haber pagado viajes a Villalta en reiteradas oportunidades, pero este se negó a responder.