Última Hora

El exembajador costarricense en Panamá, Rodrigo Rivera Fournier, aseguró a los diputados de la comisión legislativa que investiga el caso del cemento chino que Celso Gamboa y el empresario Juan Carlos Bolaños estuvieron juntos en Panamá.

Esto a pesar de que el magistrado ha reiterado que nunca estuvo con Bolaños en ese país, y que su viaje fue para comprar "ropita de bebé".

"Pagué mi boleto de mi propio dinero y no viajé con ningún costarricense al país vecino, lo sostengo: me desplacé solo y allá fui recibido por una persona para actividades de carácter privado, no comerciales, ajenas a mi cargo y labor profesional", escribió Gamboa en su blog el 18 de octubre anterior.

Rivera, incluso, fue más allá y aseveró que todos se hospedaron en el mismo hotel -el Hard Rock Café Panamá-, que salieron juntos del aeropuerto hacia el hotel y también regresaron juntos a Costa Rica. 

El exembajador afirmó que él viajó a Panamá para reunirse con Bolaños para una posibilidad de trabajo, pues vía teléfonica el empresario le había comunicado que quería iniciar con la importancia de cemento chino en ese país vecino, un trabajo que al final Rivera no consiguió.

"Creo que no cumplí con el perfil, él necesitaba gente que tuviera contactos, que le abriera puertas, que le diera una lista de posibles socios. Yo le dije que no podía darle la lista porque necesitaba primero hacerle un perfil para hablar con otros posibles inversionistas de ese negocio, eso no nos hizo mejores amigos", explicó el exembajador sobre las razones por las cuáles no fue contratado por Bolaños.

En Panamá. 

Rivera explicó que no fue hasta ese viaje a Panamá cuando conoció al empresario Bolaños, precisamente luego de que el magistrado Gamboa se lo presentara en la manga del aeropuerto canalero. 

"Yo vi que Gamboa estaba en el avión pero jamás creí que su viaje tuviera relación con el mío. Cuando salí a la manga él me estaba esperando con don Juan Carlos y me lo presentó. Esa fue la primera vez que vi a don Juan Carlos", aseguró.

El exembajador, sin emabrgo, dijo que en ese viaje a Panamá notó que la relación entre Bolaños y Gamboa era de "amigos, que se conocían y que compartían y estaban ahí porque se conocían".

El también exviceministro de transportes explicó ese mismo día llegaron al hotel y departieron en un bar él, Gamboa, Bolaños y el gerente de su empresa Javier Rojas, así como Wuping Dai, quien hacia de contacto entre Bolaños y Sinocem en China.

Al día siguiente fueron a dos reuniones, a primera hora con el abogado panameño Aurelio Alí García para explorar opciones de negocios en ese país canalero. 

Rivera aseguró que en esa reunión estuvieron él, Rojas y Bolaños. Mientras que Gamboa habría estado algunos minutos.

"Don Celso estaba ahí visiblemente trasnochado y nosotros estábamos reunidos, y él llegó a la sala, saludó, estuvo un rato ahí y se marchó", contó el exembajador. Luego añadió: "Don Celso estaba trasnochado de fiesta todavía".

Todo se fueron juntos en el mismo carro desde Tocumen al hotel y de vuelta a la terminal.

El exembajador relató que a él lo llevaron a Panamá para que hablara del marco institucional y de negocios de ese país.

Posteriormente -ante consulta de los diputados- aseguró que le extrañó ver a Gamboa allí. "Es una extraña forma de hacer un corto en el trabajo y (ver) un magistrado ahí y no me parecía el ambiente en el que debía desenvolverse un magistrado".

Vea la comparecencia en este enlace.