Última Hora

Epsy Campbell comunicó este martes la renuncia a su cargo como ministra de Relaciones Exteriores y Culto en una comparecencia ante los diputados. 

Campbell deja el puesto al frente de la Cancillería asediada por la polémica de una serie de nombramientos que han sido cuestionados desde diferentes palestras.

Epsy centró los focos de atención en el Plenario y en primera instancia defendió su actuar como ministra de Relaciones Exteriores. 

"Esta mañana comuniqué al presidente de la República, Carlos Alvarado, mi decisión de dejar mi cargo como ministra de Relaciones Exteriores y Culto", expresó Campbell. 

"Los nombramientos recibieron la legalidad de los organismos correspondientes, y firmados por el presidente de la República. Rechazo que yo puse algún criterio", dijo durante la comparecencia. 

"Siempre he actuado de buena fe y con respeto irrestricto a los criterios jurídicos", explicó Campbell, quien seguirá apoyando el gobierno de Carlos Alvarado pero ahora desde su cargo como vicepresidenta de la República. 

Días atrás, desde Cuesta de Moras también se le reprochó a Campbell viajar en giras de trabajo con su esposo, situación que atizó la hoguera. 

La mañana de este martes el presidente Carlos Alvarado, quien firmó los cuestionados nombramientos, adelantó que en horas de la tarde la Vicepresidenta estaría refiriéndose al temas tras haberlo discutido con él.

Ilegalidad comprobada 

El viernes anterior la Procuraduría General de la República confirmó que los puestos de direcciones de la Cancillería no son de confianza, por lo que no pueden nombrarse a dedo.

El pronunciamiento vino precedido de una consulta realizada por la propia Epsy Campbell ante los numerosos cuestionamientos en su contra por los nombramientos de directores que realizó luego de su nombramiento como ministra de Relaciones Exteriores. 

“No existía ninguna interpretación al respecto, la primera acaba de salir. 58 directores se han nombrado desde el año 2000, 30 de los cuales no eran embajadores de carrera, era imposible saber esto antes de la consulta.

“Hasta el día de hoy todo lo que dije antes era verdad, no hemos planeado nunca nombramientos irregulares (…) He actuado apegada a la legalidad y todas mis actuaciones fueron de acuerdo a los criterios jurídicos establecidos en el momento de la toma de decisiones”, afirmó en ese momento Campbell.

La vicepresidenta dijo además que tras conocer el fallo inició de inmediato con los concursos que permitieran realizar dichos nombramientos y aseguró además que continuaría en el cargo.

“Claro que sigo (…) Nadie podía adivinar ni tampoco los anteriores cancilleres podían considerar que se estaba actuando contrario a la ley, todas las resoluciones de leyes y decretos de la propia cancillería avalan las actuaciones, jamás actuamos con dolo ni mala fe sino con las interpretaciones legales vigentes en el momento en que se hicieron los nombramientos”, añadió.

Cuenta pendiente

Entre su lista de cuestionamientos, la ahora exviceministra también enfrentó los señalamientos por ocho viajes oficiales que realizó junto a su esposo Berny Venegas.

A Campbell se le cuestionó la presencia de Venegas en esas giras al extranjero sin que existiera claridad sobre quién costeó los gastos de su pareja.

El diputado socialcristiano, Pablo Heriberto Abarca, incluso presentó un recurso de amparo contra la entonces canciller para exigirle que presentara las facturas que demostraran que su esposo pagó por esos viajes y los gastos relacionados.

El legislador le había solicitado formalmente esos documentos a la vicepresidenta, pero esta se negó a entregarlas, por lo que este recurrió a la vía legal.

Abarca confirmó este martes que la vicepresidenta respondió al oficio pero no envió las facturas, solo las liquidaciones.

“Eso no me demuestra nada, solo que las cosas se pagaron. Yo le puedo pedir 500 cosas que ella me puede presentar lo que quiera, entonces estoy valorando recurrir al Ministerio Público para no dejar aquí ese tema”, aseguró el diputado.