Última Hora

Los diputados de la Comisión de Asuntos Jurídicos le asestaron, este martes, el primer golpe a la agenda de proyectos negociados con el Fondo Monetario Internacional (FMI) al rechazar el expediente 22.369, que entre otros pretendía gravar con renta el salario escolar.

La propuesta fue votada en negativo por seis de los ocho diputados presentes y llegará así al Plenario con un dictamen negativo de mayoría.

La llamada Ley de Reducción de Beneficios Fiscales y Ajuste de Tarifas en Rentas de Capital para Fortalecer el Sistema Financiero era parte de la cuestionada agenda que se negoció con el FMI en el marco del acuerdo de financiamiento por $1.778 millones.

Originalmente, defendía aumentar el impuesto sobre los excedentes de las asociaciones solidaristas y los cooperativistas, así como a los rendimientos de ahorros en cooperativas y los reaseguros.

Sin embargo, esas ideas fueron eliminadas por el propio Gobierno ante el evidente y generalizado rechazo.

La propuesta de gravar el salario escolar, exento hasta hoy del pago de renta, ya había sido rechazada además por los diputados vía moción, por lo que el proyecto de ley, en palabras del liberacionista Jorge Fonseca, se había convertido en un “cascarón”.


A favor

Por otro lado, los diputados del órgano sí dieron el visto bueno al expediente 22.382, que pretende aumentar el impuesto a las casas de lujo.

La iniciativa ya había superado la etapa de mociones de fondo dentro del órgano y llegará al Plenario con un respaldo mayoritario.

La propuesta pretende gravar con un 0.5% el impuesto a propiedades con valores superiores a los ₡133 millones, calculados exclusivamente a partir de la construcción.

El proyecto también es parte de la agenda FMI y es, junto a Empleo Público, los expedientes que avanzan con mayor celeridad en esa lista de compromisos.