Última Hora

El plazo para presentar mociones de reiteración a la reforma de empleo público acabó este miércoles a las 6 p. m. con 352 propuestas recibidas.

Ese será el número de cambios que los diputados discutirán a partir del próximo lunes en el Plenario Legislativo, cuando sesionen a doble jornada para tratar de dejar listo el expediente antes de las vacaciones de Semana Santa.

Las 352 mociones presentadas son más de la mitad de las 629 que fueron rechazadas durante la discusión en la Comisión de Gobierno y Administración, que se extendió durante varias semanas.

En la lista destacan, aunque no sorprenden, las reiteradas propuestas para excluir de manera definitiva a las universidades públicas del proyecto.

Con ese objetivo reiteraron, entre otros, la oficialista Paola Vega, el frenteamplista José María Villalta y el independiente Dragos Dolanescu.

Los tres defienden que los centros de enseñanza superior deben estar fuera de la reforma en su totalidad por respeto a la autonomía universitaria.

En el texto actual estas están incluidas, pero gozan de amplios favores en temas administrativos e incluso en la definición de su salario global.

Otra de las discusiones que se vislumbran complejas serán las del salario global, pues persisten las dudas de si los trabajadores por debajo de este deberán recibir un aumento inmediato o bien esperar, durante años, hasta alcanzar ese número mínimo.

Los diputados acordaron que sesionarán de 9:15 a. m. a 6 p. m. de lunes a jueves próximos, como un esfuerzo por discutir estas mociones y dejar todo listo para la votación en primer debate luego del receso de la Semana Mayor.