Última Hora

Los diputados de la Comisión de Gobierno y Administración acordaron este miércoles, por mayoría, excluir al Cuerpo de Bomberos de la reforma al empleo público.

Esa fue la única de las 10 mociones analizadas hoy que se aprobó y la segunda de las 48 ya votadas que ha reducido el ámbito de aplicación de la iniciativa, pues ayer también se habían excluido a las empresas municipales.

Ambas decisiones fueron calificadas como incoherencias por parte del frenteamplista José María Villalta, férreo defensor de la exclusión de las universidades públicas y voz crítica dentro de ese órgano legislativo.

“Yo no tengo nada contra la exclusión del Cuerpo de Bomberos ni mucho menos con su labor, pero les recuerdo que se financia con impuestos, no es que se financia con recursos privados.

“Si el argumento para sacarlos es la importancia de la prestación del servicio que brindan, ese mismo argumento lo podemos aplicar para la Caja y otras instituciones que sí están metidas, entonces quiero advertir esto aquí, se han expresado argumentos de no excluir ninguna institución pero sigue pasando”, dijo Villalta.

Advertencia

La discusión del día volvió a pasar precisamente por esa intención de sacar a los centros de enseñanza superior públicos del ámbito del proyecto.

Esa defensa de la autonomía universitaria nuevamente estuvo presidida por la oficialista Paola Vega y este miércoles también por su compañero Welmer Ramos.

Los dos lo hicieron luego de que hoy, otra vez, el presidente Carlos Alvarado, de su partido, reafirmara la importancia del avance del proyecto y la inclusión del mayor número de instituciones.

“No creo en caudillismos, no creo que el debate tenga que callarse y tenga que ponérsele un bozal a una diputada con frases tan de viejo siglo como decir que una autoridad superior ya dio su posición.

“Por lo menos en lo que a mi respecta ese tipo de mensajes lejos de quererme dejar de debatir me emocionan porque creo que reflejan la lucha que finalmente las nuevas generaciones estamos dando”, dijo Vega.

La legisladora fue más allá y criticó ahora a Casa Presidencial por no dar un seguimiento adecuado al proyecto y a las mociones presentadas y con esto inducir al error en el debate.

Advirtió, además, que para aprobarse el proyecto necesita 38 votos.

“Entre menos se aborden estas discusiones sensibles más en riesgo están esos 38 votos”, dijo.

Vega y el presidente de la comisión y compañero suyo de bancada, Víctor Morales Mora, ya habían chocado este martes por ese punto, pues el diputado le recordó que la línea del Ejecutivo y la fracción era clara en mantener a las universidades dentro del proyecto.

La diputada le respondió que se sorprendería de saber que en la fracción PAC no solo ella defiende esa exclusión, algo que demostró hoy con la presencia de Ramos a su lado.

La discusión del proyecto continuará este jueves desde las 8:45 a. m.