Última Hora

Luego de meses y extensas jornadas de discusión y una última solicitud de publicación, este martes se aprobó en primer debate el proyecto que permitirá el retiro adelantado de los dineros en el Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP).

Con el apoyo unánime de 48 legisladores el Plenario acordó permitir que quienes se pensionen antes del 1° de enero de 2021 puedan gozar de manera adelantada de lo ahorrado en ese fondo.

Este grupo podría solicitar el pago de una mensualidad, durante dos años y medio, hasta agotar el saldo acumulado de su ROP.

El otro camino es un plan de beneficios que permitirá el retiro acelerado por 29 meses de manera escalonada.

El pensionado recibirá en dos meses el pago del 25% del monto acumulado del ROP, posteriormente recibirá una renta mensual por nueve meses y otro pago del 25% del saldo, esa fórmula se repetirá hasta completar cuatro depósitos y agotar la totalidad de su ROP.

La iniciativa mantiene vigente la propuesta de que los afiliados que se pensionen a partir del 1° de enero de 2021 y hasta el 18 de febrero de 2030, podrán retirar los fondos acumulados en sus cuentas en rentas temporales por un plazo equivalente a la cantidad de cuotas aportadas a este régimen.

En los casos en que el monto de la pensión sea menor a un 20% de la pensión mínima del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), la pensión complementaria otorgada será ese monto, el cual se seguirá abonando hasta que se agote el saldo acumulado, sin importar la cantidad de cuotas aportadas a este régimen.

El nuevo texto mantiene que los afiliados y pensionados que enfrenten una enfermedad terminal, debidamente calificada por la CCSS, podrán optar por el retiro total de los recursos.

Hasta ahora, el retiro adelantado del ROP había sido exclusivo para un grupo reducido de pensionados.

“Agradecemos a los señores y señoras diputados que votarán positivamente por este proyecto para hacer justicia a esos 10.800 costarricenses que no son de segunda categoría y que por la regla del 10% se veían relegados a no poder retirar su ROP. Hoy están siendo equiparados a todos los costarricenses y no a aquellos que guardaban el privilegio de retirarlos ellos en detrimento de los demás”, dijo Eduardo Cruickshank, presidente del Congreso y principal impulsor de la iniciativa.

Nuevos obstáculos

Los diputados rechazaron la semana anterior todas las mociones presentadas al expediente 21.309, incluida una de la verdiblanca Yorleny León que pretendía eliminar el llamado “paseo” de 18 meses que hacen los dineros de los trabajadores por el Banco Popular antes de llegar a las diferentes operadoras.

León sostuvo que el Popular paga intereses muy por debajo del mercado y que eso provoca pérdidas de hasta un 6% en el total de lo ahorrado al momento de la entrega de su pensión.

Su propuesta, sin embargo, no fue aceptada por los diputados.

Wálter Muñoz (PIN), quien también había presentado una moción de texto sustitutivo para permitir el retiro irrestricto del fondo, sostuvo que la propuesta aprobada es inconstitucional y que por lo tanto presentaría una consulta ante la Sala IV para así demostrarlo.

Esa posibilidad retrasaría la votación en segundo debate por, al menos, un mes más.

En vista de esas amenazas, Cruickshank envió el jueves anterior a publicar a La Gaceta el texto en discusión, dado que los últimos cambios no habían sido publicitados y eso podía acarrear vicios que podrían traerse abajo la iniciativa.

Con ese paso superado, el presidente del Congreso aseguró que el proyecto debería tener el camino libre para aprobarse, pues dudó de que las quejas de Muñoz tengan sustento o que incluso logre recoger las 10 firmas que se necesitan para respaldar esa consulta ante la Sala.

Si tiene razón, el proyecto se votaría en segundo debate este próximo jueves.