Última Hora

Los diputados aprobaron este martes en primer debate la reforma a la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor, conocida como Ley de Usura, que permitirá entre otros facilitar el acceso y cobro de créditos a afiliados de cooperativas, asociaciones solidaritas y otras entidades del Sistema Financiero Nacional.

La modificación, avalada por 45 legisladores, corrige dos artículos que restringían el acceso a créditos y limitaban también el cobro de otros existentes, esto debido a las restricciones de embargo que la Ley de Usura trajo consigo.

La reforma establece que los patronos no podrán discriminar ni dejar de aplicar las deducciones de salario a trabajadores de las cuotas previamente autorizadas para el pago de créditos.

Esto permitirá reducir la creciente morosidad en esos sectores pues se había fijado un monto de ₡199.760 como inembargable, dejando al descubierto a un numeroso grupo de entidades financieras que no podían cobrar sus obligaciones y provocando así la exclusión de futuros clientes.

La reforma también elimina la consulta obligatoria a la Central de Información Crediticia de la SUGEF, que limitaba el acceso al crédito rápido por parte de los afiliados de las entidades de base asociativa.

Además, elimina la obligatoriedad de que las deducciones salariales se realizaran por medio del Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (SINPE), lo que provocaba gastos adicionales al Banco Central.

“Los artículos que se corrigen no eran parte del texto original, y crearon una serie de confusiones en la aplicación de la ley. Estamos conscientes de la necesidad de corregir la ley en ese aspecto para garantizar que personas con bajos salarios tengan opciones de crédito para cumplir sus objetivos”, dijo Welmer Ramos, uno de los proponentes originales del proyecto.

La reforma no varía en nada los límites de interés que estableció la Ley de Usura.