Última Hora

El sector Cultura fue, al final, el que asumirá el principal recorte en el presupuesto ordinario del 2021, que asciende a 11.4 billones de los cuales el 55% se cubrirá con deuda.

La rebaja por ₡4.126 millones fue el único golpe sustancial al gasto que la Comisión de Asuntos Hacendarios aprobó luego de una maratónica sesión que arrancó pasadas las 10 a. m. y que estuvo marcada por la obstrucción del PAC y las discusiones superfluas.

Ese recorte, que la ministra Sylvie Durán lamentó y que afectará desde teatros y museos hasta talleres y programas, fue lo más cercano que la oposición estuvo de la disminución anunciada de ₡211 mil millones por Liberación Nacional o los ₡150 mil millones que defendía el PUSC.

Al final, con el tiempo máximo cumplido, la comisión dictaminó el presupuesto con un recorte que no llegó ni a los ₡7 mil millones y el rechazo de nueve de 11 diputados presentes.

Ese dictamen negativo de mayoría será el más fuerte cuando la discusión inicie en el Plenario en los próximos días.

Los cambios

Dentro de las mociones aprobadas hay una para obligar a que todas las compras que se realicen con fondos del presupuesto de la República se hagan por medio del Sistema de Compras Públicas (SICOP).

También se aprobaron dos mociones del frenteamplista José María Villalta que aumentarán, en conjunto, ₡28 mil millones que se destinarán a los programas de viviendas de interés social del Banhvi.

Esos recursos, según Villalta, saldrán del impuesto solitario a las casas de lujo que, por ley, deben financiar a estos.

Además se obligará a todos los órganos que conforman el presupuesto nacional a renegociar a la baja sus contratos de alquiler por al menos 30%, así como la prohibición de suscribir contratos de asesorías o consultoría.

Las primeras rebajas importantes llegaron con recortes a la Contraloría General de la República por ₡387 millones y otros a Hacienda por ₡423 millones.

El Ministerio de Comercio Exterior también reducirá ₡750 millones en partidas como alquileres, viáticos, servicios jurídicos, transportes y suministros.

La Asamblea Legislativa deberá recortar también ₡582 millones en equipos y otros bienes, mientras que Defensoría de los Habitantes sufrió dos recortes por un monto de alrededor de ₡179 millones.

Los diputados, sin embargo, descartaron otra rebaja más significativa a la Asamblea por ₡1.604 millones en servicios, viáticos y transporte, entre otros.

Otra de las rebajas más discutidas fue la presentada en la moción 104 por ₡618 millones a la Presidencia de la República, que tocará también a la Comisión Nacional de Emergencias y al Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam).

Los diputados criticaron ambas decisiones, pero sus proponentes (mayoría) argumentaron que se trataron de “gastos superfluos” en ambos casos.

También se rebajarán otros ₡427 millones a la Dirección de Inteligencia y Seguridad, la Unidad Especial de Intervención y el Instituto Costarricense sobre Drogas.

La oficialista Laura Guido aseguró que, en el caso de la DIS, la decisión supone un cierre técnico para la entidad.

Los últimos minutos de la discusión acabaron con airadas palabras de la verdiblanca Ana Lucía Delgado por las críticas que los oficialistas lanzaron a los recortes, asegurando que a ellos se les olvida la situación fiscal del país y que el presupuesto del 2021 tiene una brecha entre ingresos y gastos de ₡3 billones sin contar los intereses.

Lo mismo sucedió con la socialcristiana María Inés Solís, que cuestionó a los diputados oficiales por la obstrucción a la discusión que acabó con una disminución mucho menor de la planteada.

El proyecto fue dictaminado con 74 mociones de fondo pendientes y con el apoyo de solo dos diputadas, mientras que otros nueve legisladores lo rechazaron.

Esa tónica podría replicarse en el seno del Plenario, que conocerá en los próximos días el expediente.

El Ministerio de Hacienda aseguró que para enero de 2021 presentará un proyecto extraordinario con una rebaja al gasto por 150 mil millones.