Última Hora

La esperada comparecencia de Celso Gamboa ante la comisión legislativa que investiga los préstamos estatales en el caso del cemento chino acabó entre negativas y contradicciones del magistrado hacia los diputados.

Gamboa insistió en defender que él nunca viajó a Panamá con el empresario Juan Carlos Bolaños ni tampoco tuvo ninguna reunión con él en el país canalero, una versión diametralmente opuesta a la que apenas minutos antes había ofrecido el exembajador de Costa Rica en Panamá, Rodrigo Rivera.

Mientras Rivera aseguró que Bolaños y Gamboa viajaron juntos a Panamá en octubre de 2016 e incluso participaron de reuniones en común “como amigos”, el magistrado insistió en que coincidió en ese viaje con ellos, tanto en vuelo como en hotel, pero negó haber estado en ninguna reunión o haber compartido el mismo vehículo.

“Miente don Rodrigo o cae en una imprecisión. Yo no viajé con ellos, ellos estaban en primera clase, yo los saludé porque los conozco, al salir del aeropuerto los acompañé hasta su vehículo pero no me fui con ellos, mientras que en el hotel compartí unos tragos, pero estaba con alguien más”, aseguró.

Gamboa también negó conocer a nadie llamado “Dai Wuping”, quien es el nexo entre Bolaños y China, pese a que Rivera los vinculó a ambos en el hotel de Panamá.

“No conozco a nadie con ese nombre ni estuve con nadie así en Panamá”, aseguró.

El juez, acosado por los diputados de la comisión, aceptó que viajó a Panamá a escondidas de su esposa “para encontrarse con alguien más”. Que por ese mismo motivo pagó el viaje en efectivo para no dejar rastro de esto, así como dos hoteles diferentes.

“Yo andaba en mis cosas, no sé qué pudo haber dicho y qué pudo decir (Rivera), pero yo andaba de vacaciones, festejando y pensé que nadie se iba a dar cuenta y ahora lo sabe todo Costa Rica. Este es el viaje que más caro me ha salido a nivel personal, familiar y estoy seguro que profesional también”, afirmó Gamboa.

Según el letrado su viaje al país vecino se dio en medio de uno de sus momentos “más bajos” como persona, cargado de excesos y con una crisis que casi le cuesta su matrimonio.

Eso mismo fue lo que lo llevó, según revelaron los diputados, a solicitarle de manera privada a muchos de ellos que por favor no lo hicieran comparecer para no tener que revelar detalles personales.

Todo eso, sin embargo, fue catalogado por la comisión como “un montón de mentiras provenientes de un mentiroso”.

“Usted es un mentiroso y viene aquí a mentir bajo juramento. Eso es lo que me ha quedado claro aquí, lo que veo es mentira tras mentira empezando por las que usted le dijo a su esposa”, aseguró el diputado del PAC Ottón Solís, quien además le cuestionó los motivos por los cuales él visitó la casa de Gamboa en 2015.

Sandra Piszk (PLN), también criticó fuertemente el hecho de que Gamboa asegurara que conoció por primera vez a Juan Carlos Bolaños en Casa Presidencial para un tema relacionado con “la trocha”, pues según la legisladora el empresario nunca estuvo en Zapote para ese particular.

“Ahora que doña Sandra lo dice pues dudo de mi consciencia, me parecía que lo había visto ahí, pero aseguro como sea que lo conocí como parte de mi función pública”, respondió el juez.

El magistrado aseguró “lamentar” el momento en que conoció a Bolaños y la forma en que él lo “arrastró” en este problema.

“Lamento que me haya arrastrado a mí, si pudiera devolver el tiempo no hubiera querido conocerlo pero lo conocí. Yo no tengo conocimiento de todo lo que está pasando, yo lo que sé es que de un momento a otro pasé a ser figura central de este escándalo sin haberle puesto un cinco a sus negocios ni conocer a nadie de la junta directiva del BCR”, señaló.

Empero, el letrado calificó a Bolaños como una persona agradable y aseguró que en más de alguna ocasión se lo topó en eventos sociales y en un bar que ambos frecuentaban en Escazú.

Más cuestionamientos

Ronny Monge, también diputado liberacionista, cuestionó al magistrado por no haberse inhibido en la causa que se sigue contra los legisladores Otto Guevara y Víctor Morales Zapata por supuesto tráfico de influencias en favor de Bolaños.

¿Por qué no se inhibió cuando llega el caso de tráfico de influencias de los señores Guevara Guth y Morales Zapata?

Porque no se presentó como imputado a Bolaños, se tocó la situación jurídica de Otto Guevara y Víctor Morales.

Pero era para un caso relacionado directamente con Bolaños, que usted reconoce es conocido suyo.

Pero en términos jurídicos él no estaba sometido en el proceso.

¿Es usted el gran jefe en todo este caso del cementazo?

No señor.

¿Quién cree usted que es?

Luis Guillermo Solís.

¿Por qué?

Si bien nunca lo he visto en ninguna situación ilegal, aquí aseguraron que era el “big chief de Zapote”, y ese es él.

¿No puede ser Mariano Figueres?

No, yo doy fe de que no es él. Para mí era él (Solís), no hay otro.

A Gamboa también se le cuestionó por qué utilizó el pasaporte diplomático en su regreso de ese viaje a Panamá, a lo que el magistrado calificó como una “confusión”.

“El vuelo se retrasó, llegó como a la 1 a. m., yo presenté al oficial mi estuche con mis pasaportes y tiquete de abordaje y migración, él tomó mi pasaporte diplomático en lugar del personal y me pasó por el salón diplomático”, aseguró.

El magistrado también reconoció que llamó hace algunas semanas a Rodrigo Rivera para saber si había sido contactado por la comisión en este caso.

“Lo hice para que él tuviera fresco con quién andaba yo y por qué, eso fue todo”, dijo.

Coincidencias

La comisión le cuestionó a Gamboa también la visita que realizó junto a Bolaños a la Fiscalía de Probidad, Transparencia y Anticorrupción para conocer sobre el estado de una causa judicial en contra del empresario.

Gabriela Quirós, la empleada judicial que los recibió, aseguró bajo juramento que Gamboa llevó a Bolaños hasta su escritorio para señalarle que era ahí donde tenía que hacer la consulta.

“Eso pasó el 18 de abril, cuando Juan Carlos Bolaños no era una figura mediática. Si puede ver el video yo me lo encuentro a él en los tribunales, no camino ni 30 segundos con él. Él me pregunta que adónde es que tiene que realizar esa consulta y yo lo llevo, mi error es no percatarme que al abrir la puerta él entra conmigo”, dijo el magistrado en respuesta a la diputada Patricia Mora (Frente Amplio).

“¿Usted se imagina lo que es para una subordinada suya ver que entra usted, un juez y su superior, con un empresario a solicitar una gestión? ¿Sabe lo que eso significa?”, le consultó airada la legisladora, que más tarde dijo sentirse profundamente decepcionada por lo mucho que él (Gamboa) había prometido cuando se juramentó y lo poco que le ha aportado a la justicia del país desde su nombramiento.

Vea también:

Laura Chinchilla confirma aseveraciones hechas por Ottón Solís en comparecencia de Celso Gamboa

Exembajador Rivera Fournier reconoce que Celso Gamboa y Juan Carlos Bolaños estuvieron juntos en Panamá

Declaraciones de exembajador tico contradicen lo dicho por Celso Gamboa sobre su viaje a Panamá