Última Hora

Con el apoyo unánime de 44 diputados este jueves se aprobó en primer debate la modificación a la Ley de Tránsito que eliminará el retiro de placas y la pérdida de puntos por infringir la restricción vehicular sanitaria.

La propuesta mantendrá, sin embargo, la multa de ₡107.768 contra los choferes que irrespeten la medida.

Los legisladores acordaron una modificación de última hora al proyecto para mantener lo que calificaron como un "elemento suficientemente disuasor" para respetar la restricción, pero eliminando los otros dos castigos que tildaron de excesivos.

El proyecto del diputado socialcristiano Pablo Heriberto Abarca originalmente buscaba dejar sin efecto los cambios que la propia Asamblea Legislativa aprobó en abril pasado cuando modificó la Ley de Tránsito en el apartado de restricción para apoyar el distanciamiento social y el confinamiento en medio de la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, semanas atrás los propios diputados reconocieron que "se les fue la mano" al aumentar de ₡22.383 a ₡107.768 la multa y sancionar además con la pérdida de seis puntos y el retiro de placas.

"El acumulado de esas medidas es abusivo, una multa disuasiva es suficiente, no hace falta quitarle la placa a un vehículo, lo mismo perder puntos de la licencia. Estoy de acuerdo con que la multa siga, pero el monto tiene que ser suficientemente disuasivo", dijo el verdiblanco Carlos Ricardo Benavides.

El Gobierno y especialmente le Ministerio de Salud habían pedido a los diputados no eliminar esas restricciones que eran "la principal arma" para contener el avance del COVID-19 en el país.

Esta tarde, además, los diputados aprobaron una modificación para que todo lo recaudado por las infracciones a la restricción vaya a las arcas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El proyecto será votado en segundo debate el próximo martes.