Última Hora

La ampliación de la Ruta 32 estaría concluida “a finales de 2021”, según la nueva estimación de la China Harbour Engineering Company (CHEC), empresa a cargo de las obras.

Los trabajos, que originalmente debían estar concluidos para octubre de este año, se habían retrasado hasta marzo próximo por solicitud de la propia empresa, que adujo problemas con las obras complementarias.

Este martes, ante los diputados de la Comisión de Infraestructura, el gerente del proyecto, Zhou Jingxiong, confirmó que esperan que las obras estén listas para el próximo año.

“Es una meta nuestra que el cuerpo principal de las obras entre en función a finales del próximo año. La visita del presidente chino que anunció el presidente Alvarado es una señal política que también se trasladó a CHEC para terminar el proyecto el año siguiente.

“Con esta meta CHEC se está esforzando en mejorar el avance del proyecto con un aumento de recurso humano y de equipos en los últimos tres meses, la contratación directa de 400 personas nacionales y la producción en julio y agosto que duplicó los avances de mayo y junio”, dijo Jingxiong.

El gerente dijo que, según sus estimaciones, los avances de las obras están entre 52% y 53%, pero reconoció que “existe un atraso”.

Al respecto, aseguró a los diputados que la falta de experiencia trabajando en Costa Rica es la que ha provocado el atraso en esas obras, y que la expectativa del Gobierno tico sobre la velocidad con la que trabajarían tampoco ayudó.

“Es la primera vez que CHEC está trabajando en Costa Rica, nos cuesta tiempo entender los requerimientos legales y sociales para ejecutar este proyecto.

“El Gobierno de Costa Rica tenía en la mente que tener una empresa de China iba a ser más rápido, ese era el deseo de ambas partes en el inicio, pero en este caso para CHEC nos ha faltado experiencia trabajando en Costa Rica, existía una insuficiencia de considerar en este caso, por ejemplo cuál era el tiempo para tramitar un permiso, una expropiación, no había una idea bien clara en el inicio”, añadió Jingxiong.

El gerente dijo que esa tramitología les ha pasado una alta factura, pero que en los últimos meses han visto una “mejor voluntad” del Gobierno por acelerar el proceso de expropiaciones y el traslado de servicios públicos en la zona.